Sin juramento me podriais creer que quisiera que este blog, como hijo del entendimiento, fuera el más hermoso, el más gallardo y más discreto que pudiera imaginarse. Pero no he podido yo contravenir al orden de naturaleza, que en ella cada cosa engendra su semejante. Y, así, ¿qué podía engendrar el estéril y mal cultivado ingenio mío, sino la historia de un hijo seco, avellanado, antojadizo y lleno de pensamientos varios y nunca imaginados de otro alguno?





domingo, 21 de noviembre de 2010

"Lo otro"

En la entrada anterior me preguntaba Anamaría qué es "lo otro". Le contesté que no lo sabía exactamente, pero la verdad es que ayer, curioseando por el Mercat de La Boqueria, se me vino a la cabeza esta metáfora frutal.


22 comentarios:

Malo Malísimo dijo...

Qué buena pinta tienen esos higos...No se de donde los traerán, aquí ya paso su época, pero yo me comía uno o dos...con ese color...
De potasio estoy bien servido, gracias.

Pepe dijo...

Malo, con eso de que de K+ estás bien servido, quieres decir que no te interesan los plátanos? Te refieres a los plátanos-plátanos, o a la metáfora frutal? Simple curiosidad.

Malo Malísimo dijo...

Sabes que siempre me gustaron símiles y la hipérbole y bueno por supuesto que me refiero a la frutal metáfora ¿Queda saciada tu curiosidad?

Arare dijo...

nyammmmmmmmm!

(vale, o ñammm, a escoger)

Pepe dijo...

Saciada, Malo.

Arare, tú lo tienes cerca.

panterablanca dijo...

Si se te vino a la cabeza esta metáfora brutal, es que sí sabías qué era "lo otro" :-)
Yo, sin metáfora alguna de por medio, soy más de plátano que de higos. Este verano probé un higo (y de verdad de la buena que estoy hablando de la fruta), y ni fu ni fa, más bien me desagradó el tacto dentro de la boca. En cambio, me encantan los plátanos. Raro es el día que no me como uno.
Besos selváticos.

panterablanca dijo...

Uyysss!!, ahora caigo, ¿ayer estabas en Barcelona? :-)
Más besos.

Pepe dijo...

Pantera, ¿es "brutal" un adjetivo apropiado para mi metáfora frutal? No sé por qué imaginaba yo que eras más bien de plátanos que de higos, y hablo de las frutas.

He estao en Barcelona desde el martes noche hasta ayer a mediodía. El programa era mu apretao, y solo ayer mismo pude dar una escapá por las ramblas y el borne -aunque me sienta turista me gusta ir a ver la Iglesia de Santa María del Mar siempre que estoy en Barcelona y puedo, cosas de ateo-; entré en la Boqueria porque llovía fuerte, a ver si andaba por allí Enpatera vendiendo paraguas, como así fue, y allí ante los puestos de fruta, se me ocurrió la metáfora ¿brutal? En qué estaría yo pensando...

panterablanca dijo...

Jajajajajaja!!!, no seas cruel conmigo, querido. Te juro que había leído brutal, y me pareció un tanto exagerado, pero... no lo había escrito yo. Y es que mis ojos ya no son lo que eran, jajajajajaja!!!
Besos felinos.

Anamaria dijo...

Me ha gustado tu metafora frutal, Pepe. Yo no la veo tan brutal como la felina blanca, y como ella soy mas de platanos que de higos, pero no le hago ascos a nada. Esta en mi condicion. Besos.

V dijo...

24 higos y 2 plátanos.

Encuentro tu post altamente sexista, que lo sepas.

Salud y fruta :D

Pepe dijo...

Habrá muchos higos, V, pero solo uno está listo para ser devorado. Y además, así es como estaban expuestos, que yo no he trucao las fotos.

En cuanto a tí, Anamaría, que disfrutes de tu condición.

Salud, frutas y anarquía.

Lázaro dijo...

Bah, Pepe, a ti no te gusta House porque es cojo-nudo, y le tienes envididia.

En cuanto a lo frutal, te diré que a mí, lo que me gusta, es comerme el higo y tumbarme después a la sombra de la higuera. Y del plátano, pues que me recuerda a Canarias y allí hace siempre buen tiempo, justo al revés que en Burgos.

Ala majo, a ve con qué nos deleitas en el próximo piso.

Sargento Sánches dijo...

Er zegungdo afoto parese lah tetah de mi Matirde cuangdo ehtá vocavajo vujcangdo argo que a perdío, como cuangdo peldió er jigo eng casa der vligada de la vangda, la mú putas.
Qué lahtimica, Dió.

Pepe dijo...

Pos no sé, Lázaro, puede que tengas razón y que sea envidia. A mí el personaje me parece un cantamañanas, y los casos que resuelve son tan descabellados, su manejo de los diasnósticos y tratamiento es tan inverosímil, que es imposible que alguien medianamente informado tolere esa basurilla médica, pero no quiero hablar más de él, que luego gente como tú piensa que es algo personal. En Canarias suele haber una boina de bruma sobre las islas que la gente que no es de allí acaba por detestar, o eso he oído. No sé si es en todas o solo en algunas.

Pepe dijo...

Sánchez, no te hagas mala sangre con el brigada, hombre, que él no tiene la culpa, solo que me parece que sabe apreciar las frutas maduras mejor que tú. Saludos.

Malo Malísimo dijo...

¡Coño el Sánchez! Un saludo mi cornúpeta amigo, que hacía tiempo que no te veía.

Pepe, pues volviendo al tema brutal/frutal, a mi los que más me gustan son los Cumbos, por aquello de tener que cogerlos con una caña, barrerlos para quitarles los pinchos, lavarlos, pelarlos y comerse esa fruta tan jugosa y carnosa...es todo un ritual...cuanto más difícil, más apetecible

Pepe dijo...

Malo, por Cumbo no me sale en Google más que gente con ese apellido. Quizás te refieras a algún fruto exótico o tropical desconocido para Google, en cuyo caso te diría que prefiero los autóctonos. Si te refieres a los chumbos -higos chumbos-, los encuentro algo recios, y tengo oído que si te pasas se te produce un taponamiento de difícil solución; en algún caso ha habido que llegar a la cirugía para resolverlo. Cómo va esa ciática?

Anamaria dijo...

Pepe: no te miento si te digo que me gustaria que fueses mi hanibal, que como Clidice yo encuentro a ese señor la mar de interesante, y me gustaría tanto que me devorase como lo otro. Creo que tienes cierta madera, aunque tu te empeñes en rechazarlo. Te veo mas Hanibal que House, y por supuesto mas Hanibal que gannon que no te pega nada, por la foto esa suya que has puesto que yo no lo conoci, ni ganas.

Malo Malísimo dijo...

Cuanta razón amigo Pepe y cuanto error por mi parte, efectivamente me refiero a los Chumbos, cuanto error por una pugñetera h. Y si, su consumo en exceso provoca un desagradable atasco de difícil solución, la próxima que nos veamos te contaré una historia sobre ellos. Otrosi tienes razón en lo de recio pero no por ello menos apetitoso, eso si, con moderación.

Malo Malísimo dijo...

lo olvidaba, de la ciática...durmiendo entre cojines en un sillón que la cama no la aguanto...mucho me temo que voy a entrar en la fase de los pinchazos...con lo poco que me gustan.

Pepe dijo...

Anamaria, lo siento pero no te va a caer esa breva, ni en lo uno, ni en lo otro, y que conste que no es nada personal. Gracias, de todas formas, y besos.

Malo, pues ya me contarás lo de los chumbos. Estás haciendo lo que te recomendé de ofrecer tus sufrimientos por las intenciones de su santidad? Y recuerda lo que nos decían en los ejercicios espirituales: más sufrió cristo en la cruz.