Sin juramento me podriais creer que quisiera que este blog, como hijo del entendimiento, fuera el más hermoso, el más gallardo y más discreto que pudiera imaginarse. Pero no he podido yo contravenir al orden de naturaleza, que en ella cada cosa engendra su semejante. Y, así, ¿qué podía engendrar el estéril y mal cultivado ingenio mío, sino la historia de un hijo seco, avellanado, antojadizo y lleno de pensamientos varios y nunca imaginados de otro alguno?





sábado, 8 de enero de 2011

Inocentes símbolos, ingenuas creencias

Hace pocos días más de veinte personas murieron en Alejandría en otro sangriento atentado con base religiosa. La religión siempre detrás.

El emblema de la Cruz Roja, originalmente una inversión de la bandera de Suiza, sin relación directa con la cruz cristiana,

ha tenido que ser complementado con la Media Luna Roja,

o con la Estrella de David Roja,

o con el aséptico Cristal Rojo, supongo que el preferible.


"Imagine there's no heaven,... nothing to kill or die for, and no religion too". Qué pasaría?

37 comentarios:

Lázaro dijo...

Bueno, que no das tiempo para la pausada reflexión; como dice Vero, seguirte es ya todo un logro. Si escuchar lo que has colgado, te matizaría que no siempre, detrás de un sangriento atentado está la religión. Yo diría que es el fundamentalismo, que a veces se disfraza de religión otras de nacionalismo otras de racismo, xenofobia... En fin, tiene muchas caras la barbarie.
La reflexión entorno a la "cruz roja" me parece interesante; yo la veo análoga al término "reconquista", sólo que más localizado. Pero, amigo Pepe, es que con la iglesia has y hemos topado.
A ver si concedes un resiro, que incluso me he quedado con alguna gana en la entrada anterior. Jesús, qué ardor bloguero...

Pepe dijo...

Yo creo, Lázaro, que todos los elementos de discordia se nutren del sentimiento religioso, disfrazado de las otras vestiduras que tú citas. Casi siempre, detrás de un nacionalismo fundamentalista, de una raza, o mejor etnia, de cualquier exclusión del otro, subyace el maldito sentimiento religioso, que predica lo contrario de lo que hace, o sea, que incluye además la hipocresía.

Y de paso, cuando abro una nueva entrada no cierro las anteriores.

Saludos.

Ricardo dijo...

Permitidme que intervenga, pero yo creo que al final el caldo de cultivo de todas estas animaladas es la miseria.

Clidice dijo...

Ay madre! y con lo bien que estaría que no existiera tal entidad, señal que no habría puñeteras guerras donde ejercer y que se habría instalado la justicia social. Ah, ya bueno, será que estoy liada con El mundo feliz de Huxley para un apunte, no me hagais caso.

Pepe dijo...

Miseria de pobreza, o miseria de miserables, en su acepción 4 del DRAE (4. adj. Perverso, abyecto, canalla)? Los hay, y nos están mirando.

Clidice, a estas alturas con el Mundo Feliz? Eso ya lo hemos superao, gracias a ZP y Leire, con su ley antitabaco. Te recuerdo que la Cruz Roja también atiende catástrofes naturales, no solo guerras (y no estoy diciendo que las guerras no lo sean, pues qué somos los humanos sino naturaleza, a veces desbocada?)

Puigcarbó dijo...

si no existieran las religiones ni por ello las creencias ni los fanatismos, encontraríamos o buscaríamos otra razón para pelearnos entre nosotros.

Hitos dijo...

Mal están los atentados, pero peor es lo que hacen las religiones con las mujeres. Cuanto más ortodoxa es una religión más apartan a las mujeres. Eso cala por generaciones y luego es mucho más difícil erradicar. Ejemplo actual lo de los autobuses en Israel

Hitos dijo...

Hice un comentario que no se donde fue a parar. Bueno, repito jugada pero más escueta. Las religiones siempre están jodiendo, cuando más ultraortodoxas... pa muestra un botón, si toman poder... las mujeres a la parte de atrás ¡Hay que joderse!

Clidice dijo...

respecto a eso de los "comentarios fantasma", si el propietario del blog tiene a bien dirigirse a la pestaña de "comentarios", verá un apartado de "correo basura(?)" (es que yo lo tengo en catalán y no sé como traducirlo), allí se almacenan los comentarios que Blogger, unilateralmente, decide que puedan ser spam o susceptibles de ser censurados.

Vaya Hitos que, a lo tonto, has ofendido a algun mandamás del oriente próximo ;)

Hitos dijo...

Gracias Clidice, voy a ver mi correo fantasma a ver si encuentro algo

Hitos dijo...

Encontré 18, menos mal que todos eran de publicidad, eran spam spam

Pepe dijo...

Puede que tengas razón, Francesc. Al fin y al cabo, el hecho religioso es solo un subproducto de nuestro cerebro, es una sublimación de los motivos de enemistad intra-especie, que no están ausentes en otros animales como nosotros.

Hitos, éste es el comentario que se te perdió. No estaba entre el spam de blogger, que está vacio, sino en mi correo, adonde sí llegó a pesar de que no apareció publicado:

"Mal están los atentados, pero peor es lo que hacen las religiones con las mujeres. Cuanto más ortodoxa es una religión más apartan a las mujeres. Eso cala por generaciones y luego es mucho más difícil erradicar. Ejemplo actual lo de los autobuses en Israel"

Publicado por Hitos para Con la piel cambiada a las 8 de enero de 2011 16:43

No difiere mucho del que publicaste luego. Me llama la atención que quienes protestan en este caso por la discriminbación sean precisamente ultraortodoxas.

Clidice, nos quedamos sin saber adonde fue el comentario de Hitos.

Pepe dijo...

Hitos, Clidice, el comment efectivamente estaba en spam. Había más allí, de la Guerre, de María, de V, pero creo que todos estaban ya rescatados. Gracias, Clidice, por advertirnos de esa trampa.

Gemma dijo...

Religión+Política es un cóctel molotov.

Yo necesito tener fe para superar ciertas cosas, como ser humano me considero muy ingenua, no sé de donde venimos ni hacía donde vamos con gran exactitud, no sé quién creó el mundo pero todos tenemos un impulso mental involuntario muy bien aprendido de que hay el bien y el mal, el cielo y el infierno, uno arriba el otro abajo, Dantesco,
incluso las distancias y las equidistancias nos deben atormentar...no sé si lograré explicarme bien porque realmente mi religión es tan abstracta...jamás he podido hablar con Dios, lo único que he podido escuchar es su silencio, un silencio que el hombre junto a la política lo ha transformado en deci-bélico?

Gemma dijo...

Podéis escuchar el Imagine? yo no :(

Pepe dijo...

"Todos tenemos un impulso mental involuntario muy bien aprendido de que hay el bien y el mal, el cielo y el infierno, uno arriba el otro abajo,"

Así es Gemma, pero para la neurobiología ese impulso no es aprendido, sino que está insertado en nuestro cerebro, que ha evolucionado con él, y de él es difícil desprenderse. Estamos sometidos a eso, como estamos sometidos a que nuestro ojo y nuestra corteza occipital detecten exclusivamente la gama de ondas que va de rojo al violeta; para "ver" lo que hay por debajo del rojo -infrarrojo-, o por encima del violeta -ultravioleta- ya necesitamos aparatos que nos traduzcan. No sabemos que necesitamos para quitarnos de encima esa molesta y dañina sombra de lo religioso.

En mi cacharro el "Imagine" suena sin problemas.

Gemma dijo...

Tal vez perder el miedo a morir.

Entonces el problema es de mi cacharro.

Hitos dijo...

¿hay cielo e infierno?

MTeresa dijo...

Mierda de fanáticos
que cada uno crea en el dios
que le apetezca
y deje en paz a los demás.
La religión mal entendida
a través de los tiempos.
Y sigue
y sigue
y sigue

Pepe dijo...

No estoy seguro, Gemma, quizás el miedo a morir va incluido en el mismo paquete, Religión 2.0, del que es imposible librarse. Sería bueno contar con varios sistemas operativos para el cerebro, a elegir.

Hitos, tú que crees? Has estado alguna vez en alguno de los dos?

MTeresa, cómo se puede entender bien la religión? Danos una pista...

Hitos dijo...

¿yo? si no me muevo del medio celemín.

No creo en cielos e infiernos después de la muerte.

Si te refieres a que he vivido situaciones placenteras y situaciones terribles... pues sí, como cualquier hijo de vecino

Ricardo dijo...

El impulso que tenía insertado en el cerebro -según comentas- dejó de funcionar en mí sobre los 19 años y creo que me ha sentado bien.
Sobre la miseria de pobreza y miseria de miserables, yo creo que ambas no se pueden disociar.
Esta tarde, dando una vuelta por los sitios indecentes me encontré con un mozo, antiguo conocido tuyo, que coño, coño con el literato o algo parecido, que recordaba viejos tiempos con la mala uva que un determinado pensamiento lleva implícito. ¡Qué cobardes!.
Supongo que no necesitas ni un dato mas.

Pepe dijo...

Hitos, y dónde has estado más veces? (si no es indiscreción)

Ricardo, yo creo que eso le sienta bien a todo el que lo consigue. Con respecto a lo otro, creo que sé a quién te refieres: ultraderechista, golpista y ricinero, pero sobre todo cobarde, muy cobarde, extremadamente cobarde. Quién -que le conociera ese perfil- pondría a sus hijos a aprender con él? El sabe que aquí no hay censura y que puede venir cuando quiera a expresar esos insultos que me suele dedicar, falsedad tras falsedad; lo hace solo donde se siente protegido. No sé que teme, como no sea a su propio veneno y a su propia cobardía.

Ricardo dijo...

Efectivamente es él.

Gemma dijo...

Yo la verdad, no necesito ser católica para vivir mejor. Respeto que haya quién sí lo necesite, no me molesta siempre y cuando no se me imponga, pero lo cierto es que la mayoría de nosotros tenemos abuelas o madres con crucifijos en las paredes, hemos ido a escuelas donde esa religión fue parte de nuestro chip más primario, nuestros padres ya lo aprendieron, los suyos también, y podríamos seguir mirando atrás, lo llevamos impregnado en nuestras pieles, el miedo a morir, a que alguien se nos muera y no saber vivir...la fe, la religión sirvieron muchas veces para mitigar ese dolor, no hay nada de malo en eso; lo malo es hacernos creer, es hacernos crecer con la idea de que hay un infierno, en que somos malos porque no somos buenos, esas diferencias...esa necesidad de castigo, de penitencia, de confesión, de absolución...

Hace años trabajé en la planta de oncología de un Hospital infantil, yo tenía casi esa edad que dices Ricardo, y allí fue donde escuché y sentí más ese silencio del que hablaba anteriormente, pero ese silencio reconfortaba a los padres de esos niños y a mí también. Yo me refiero a estos infiernos Hitos, y a otros infiernos como el que has puesto tú Pepe en la foto del post; entiendo que hay muchas cosas tras la Religión, pero no voy a ser yo quién me cargue todo su concepto porque hayan cosas que me molesten profundamente de ella, tal vez lo que haré será apartar lo que no me conviene, lo que me genera el vicio de tener que creer más, tal vez dejaré de creer en los pecados, en los infiernos, en la maldad, en definitiva en esa parte en la que se apoyan para que su gran obra triunfe. Pero llevándolo tan impreso como lo llevamos creo que habría que modificar muchísimos conceptos ya desde nuestra educación, desde nuestros prejuicios, valores éticos y morales...creo que tendré que desahogarme en mi blog.

Disculpad mi agonía...

Pepe dijo...

Agonía creo recordar que etimológicamente solo significa lucha (Lo miro y efectivamente viene del gr. ἀγωνία, lucha, combate).

Yo no sé cual es la salida, pero creo que es más personal que educacional; los sistemas que han tratado de extirpar el sentimiento religioso han fracasado estrepitosamente. En los países del norte de Europa el sentimiento religioso -o al menos la religión como tal- va desapareciendo de una forma callada y eficaz.

Iré a leer tu desahogo, Gemma.

Hitos dijo...

Pepe, si te digo que más penurias que alegrías quedo como una llorona y si te digo lo contrario miento.

He tenido siempre el don de la inoportunidad, nunca estuve en el lugar preciso en el momento perfecto, eso acarrea muchas readaptaciones. Pero se disfrutar de las pequeñas cosas; los pequeños yates, las pequeñas mansiones, las pequeñas fortunas... jejeje

Gemma, para mi que el problema es la culpa. Las religiones suelen usar la culpa como control ¿no?

Gemma dijo...

Sabéis que me pasa? que en el fondo pienso que a veces vamos contra todo con tal de no ser de derechas o de izquierdas o del centro, y no me parece justo, creo que hay muchas cosas que nos perjudican pero no por ello tenemos que arrasarlo todo, desvirtuarlo todo.

Es un poco lo que decía María Teresa, nos convertimos en fanáticos...

Bueno, que os escucho, que me va bien hablar aquí con vosotros y ver lo que pensáis.

Gemma dijo...

Pues sí Pepe, este tema es para mí una lucha personal.

Exactamente Hitos, la culpa es parte de su creación, de que la obra perdure y trascienda.

Pepe dijo...

Ay, Hitos, esas pequeñas cosas que nos dejó un tiempo de rosas, como cantaba el ripioso del Poble Sec... A veces el sentimiento de culpa no viene de la religión, sino del ser mala, o del estar en ocasión de serlo, digo yo, porque yo mala no soy nunca, ni lo he sido.

A mí, Gemma, no me importa que me tomen por de derechas si no lo soy, ni que me tomen por de izquierdas, aunque ni lo sea ni lo parezca. Lo que más me jode es que me tomen por de centro: "Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca" (Apocalipsis, 3:16) Hasta hay quien de buena fe me tiene por mengeliano, estalinista, "eutanasiador" de ancianos terminales, aplaudidor del aborto, comecuras y quemaiglesias, militante de la extrema izquierda guerracivilista y criminal. Él, de buena fe, ya digo, así lo cree, y además da clases a criaturas indefensas. Ya te digo. Besinos.

Gemma dijo...

Voy a por una tila? la verdad Pepe es que eres inspirador :D

Un besino.

No me importa quién diga esas sandeces de ti, no merecen mis oídos.

Temujin dijo...

Hitos, lo de los autobuses no es discriminación es simplemente imbecilidad.

Pepe dijo...

Me vais a perdonar el despiste. Os he hablado antes de un amigo, de un admirador, sin presentároslo. Helo aquí. A ver si viene a ofrecernos su casa, sus conocimientos, sus valores, la docencia que le da a las indefensas criaturas que tiene por alumnos. Será bienvenido.

Pepe dijo...

Gemma, mis asuntos con el facha -en el sentido más peyorativo del término- éste vienen de muy antiguo. Lázaro y algunos más fueron testigos. Me escribió correos, que conservo, advirtiéndome que "lo saben todo de mí". Ya ves tú qué mérito! Ese debe de ser su mayor mérito, "saberlo todo de mí". Muchos besinos.

Temu, imbecilidad o no, es discriminación, creo yo.

Lázaro dijo...

No sé que me pasa con los comentarios, pero me pasa como a Hitos, se me evaporan en el ciberespacio. Te llegan a ti, Pepe? Si es así, haz como Temu, publícamelos, vale?

Pepe dijo...

Lázaro, en tu caso ni están en el apartado de spam de blogger ni me han llegado por mail. Lo siento.

Ricardo dijo...

Pepe, el que vive en la noble urbanización madrileña, acompañante de tu amigo docente, ya le ha dicho al interesado que un "banderillero" te ha comunicado que estaban hablando de tí, pero que no era cierto, ya que se referían a una persona con blog desaparecido. ¡Hay que ser memo!. El jodido además se creerá culto y arremete con la ortografía como están acostumbrados con el caballo en la cacharrería. Cuando lea esto le diremos que se aprenda la distinción entre el "ha" de haber y la preposición. Para que no aprenda me callo una regla que me enseñaron cuando chico. ¡Que patrulla!.
Ya hasta me han llegado 2 amenacillas de anónimos. Suprimiré el correo para cuando se les olvide.