Sin juramento me podriais creer que quisiera que este blog, como hijo del entendimiento, fuera el más hermoso, el más gallardo y más discreto que pudiera imaginarse. Pero no he podido yo contravenir al orden de naturaleza, que en ella cada cosa engendra su semejante. Y, así, ¿qué podía engendrar el estéril y mal cultivado ingenio mío, sino la historia de un hijo seco, avellanado, antojadizo y lleno de pensamientos varios y nunca imaginados de otro alguno?





viernes, 16 de julio de 2010

He mudado la piel

Antes me llamaba Pantagruel.

Algo debe cambiar para que todo siga igual.

20 comentarios:

Clidice dijo...

et pourquoi pas? ;)

Shikilla dijo...

Y sin haberlo preparado te ha salido un pareado.

Has mudado la piel
antes eras Pantagruel
Qué look tan ecologista
tanto verde me despista.

Suerte y espero que te vaya bien. Besines.

Pepe dijo...

Hola, Clidice. Pourquoi o pourquoi pas? En el blog de ATB he dado algunas claves.

Shikilla, ya sabía yo que eres poeta. No te confundas de verde, que no va por ecologismo. Ya voy siendo viejo...

ATB dijo...

Pero qué bonitoooo

Según veo no es que hayas cambiado la piel, es que has cambiado hasta el colodrillo.

¿Vas a ser bueno ya?

Esto promete.

"El prado de Pepe" parece esto :-)

Un beso alegre y multicolor.

Pepe dijo...

Born to love, hermano.

Clidice dijo...

tanto happy love viniendo de ti casi da miedo :D pero bueno, estaremos atentos a nuestras pantallas (hihihihi)

Hitos dijo...

¿Se puede pisar?

Hitos dijo...

Si fueras Pepa

Pepe dijo...

No hay nada que temer, Clidice, y menos tú, mi catalana favorita después de quien tú sabes.

Hitos, está precisamente para pisar; el tacto es divino, o casi.

panterablanca dijo...

Bueno, pues ya he pisado tu prado.

Firmado: Tu catalana no favorita :´-(

No sé si te los mereces, pero te mando igual besos felinos.

Pepe dijo...

Pantera, seguro que no me los merezco. Tú no estás entre mis catalanas favoritas -si sabes quien es la primera apreciarás que eso no tiene por qué ser un mérito-. Ahora bien, te aseguro que eres mi pantera favorita.

panterablanca dijo...

Qué bien sabes quedar, jodío, jiijijiji!!! No sé si eso lo hubiera dicho Panta.
Besos salvajes.

Lázaro dijo...

Saludos sorprendidos y un abrazo sincero.

Lázaro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pepe dijo...

Gracias, Lázaro. Un abrazo.

Sargento Sánches dijo...

Jijiji. Palese queng Ehpañia engpiesa a amanesé.
Regüeldoh de mi Matirde. Qué puta é la tía, cagontóllá!!!

Pepe dijo...

Estimado argento, a estas horas está ya más que amanecía. Dele a la amiga Matilde un gran abrazo de mi parte.

María dijo...

Sabes PEPE,

hoy me pillas en un día muuuuuy blandito, más si cabe que de costumbre, que ya es decir. Acabo de ver tus calaveras en mi cuadrito ;-) ( si es que...) y he descubierto, que te has instalado en una pradera...¡¡Con lo que a mi me gustan las praderas!!

Bueno, pues además de una sorpresa enorme, me has dado un alegrón, ya lo sabes.

Seguro que enseguida, tu pradera estará cuajada de flores, yo vendré a verlas siempre que pueda, ya lo sabes.

Un beso muy grande, PEPE.


PD
Aun tengo que despedirme de mis/tus queridos fantasmas:)))

Hitos dijo...

Chachoooo!

Esto más que un prado parece barbecho. Siembrate algo.

Pepe dijo...

María, como dice Hitos, esto más que pradera debe ser un barbecho. No crecerán aquí flores cultivadas; alguna amapola, alguna genista,... quizás en alguna esquina azulee el romero, apenas nada más.

Sin juramento me podriais creer que quisiera que este blog, como hijo del entendimiento, fuera el más hermoso, el más gallardo y más discreto que pudiera imaginarse. Pero no he podido yo contravenir al orden de naturaleza, que en ella cada cosa engendra su semejante. Y, así, ¿qué podía engendrar el estéril y mal cultivado ingenio mío, sino la historia de un hijo seco, avellanado, antojadizo y lleno de pensamientos varios y nunca imaginados de otro alguno?