Sin juramento me podriais creer que quisiera que este blog, como hijo del entendimiento, fuera el más hermoso, el más gallardo y más discreto que pudiera imaginarse. Pero no he podido yo contravenir al orden de naturaleza, que en ella cada cosa engendra su semejante. Y, así, ¿qué podía engendrar el estéril y mal cultivado ingenio mío, sino la historia de un hijo seco, avellanado, antojadizo y lleno de pensamientos varios y nunca imaginados de otro alguno?





jueves, 29 de julio de 2010

Veleidades de La Constitución


Según el Tribunal Constitucional, la constitución defiende la sagrada e indisoluble indisolubilidad de España, pero sin embargo, no nos protege suficientemente a los laicos de las ofrendas que al Apóstol Santiago se hacen en nuestro nombre.

Señores del gobierno, Señor Fiscal General, intervengan en defensa de mi derecho a no ser abusado por los creyentes de ninguna creencia.

Don Juan Carlos, Don Felipe, si llegasen a escucharme, en mi nombre no, por favor.

12 comentarios:

Temujin dijo...

Pues a un servidor, (que ni es cristiano, ni ha bautizado a sus hijos), no le parece mal. También refleja la Constitución el Derecho a una vivienda digna y tenemos hipotecas vergonzosas. También dice la Constitución que tenemos derecho al trabajo y que se lo pregunten a casi cuatro millones de españoles.
A mi el que Santiago de los "Campos de Estrellas" sea el patrón de España, ni me va ni me viene y si es tradición, pues que se haga, pues no veo que dañe a nadie.
Por cierto cuando dice:
"Señores del gobierno, Señor Fiscal General, intervengan en defensa de mi derecho a no ser abusado por los creyentes de ninguna creencia."
¿Quien ha abusado de quien? no entiendo que el Rey viajando a Santiago y haciendo uno ofrenda o una oratoria, halla abusado de nadie.
La religión católica, no es obligatoria para nadie, a nadie se le obliga a estudiarla ni a practicarla, no nos regimos por la Iglesia Católica (ley de divorcio, aborto y muchas más). La libertad de culto esta garantizada (no como en los países musulmanes, por ejemplo). No entiendo tanto ataque a la misma, pues ella puede expresar su opinión, como todo hijo de vecino.
la Iglesia y los pueblos de Europa, hemos "navegado juntos" desde hace siglos, no se si para bien o para mal (que habrá de todo). Es parte de nuestra Historia y de la identidad de nuestro continente. Ahora bien, quien no quiera practicarla (como yo) me parece muy bien, pero atacar a un enemigo, que de facto no tiene poder, no lo entiendo.
Quizás más peligrosos y peores son los de la media luna, que esos si quieren cambiar nuestro modus vivendi-...

Temujin dijo...

Por cierto Pepe, como sabrás, viene de llamar a José, ( esposo de Maria, madre de Jesucristo), Pater Putatibus y para reducir la expresión pusieron P.P., es decir Pepe, fíjate si la Iglesia tiene que ver con nosotros...

Pepe dijo...

Temujin, yo no quiero que se hagan ofrendas a ninguna deidad en mi nombre; me parece un abuso que se haga; eso es todo. La constitución declara aconfesional el estado español, y su jefe, el monarca de momento, debería atenerse a esa aconfesionalidad y dejarse de ofrendas confesionales y de misas públicas, y de fotos con los obispos. Entiendo que hay incumnplimientos de la constitución más graves que el que denuncio en este apunte. Yo no estoy comparando unas religiones con otras, pues todas me parecen peligrosas, y todas ejercen su peligro cuando tienen ocasión.

A mí me importa que nuestra convivencia haya de asentarse en leyendas y asuntos irracionales como el del "campus stellae", aunque tolero que a ti te satisfagan esas historietas, y hasta que se las cuentes y transmitas a tus descendientes.

Yo no deseo navegar con ninguna iglesia, ni con la católica ni con ninguna otra. Eso es todo, y la constitución me protege; o debería protegerme. Por qué me invitas a mirar para otro lado?

Yo no creo que nadie, cuando me llame Pepe esté pensando en el padre putativo, pero ya lo creo que la iglesia ha impregnado nuestra cultura, y nuestras vidas, hasta en asuntos tan circunstanciales como los nombres, todos los nombres, todos nuestros nombres... Denominar es poseer.

Gemma dijo...

Denominar es poseer...rotundo.

Lluís Bosch dijo...

Pues me sumo a esta iniciativa, porqué lo que dices lo suscribo todo. Yo también le pido al rey sólo una cosa: que mientras no llegue la República, se abstenga de hablarle al apóstol en mi nombre.

Pepe dijo...

Bueno, Lluis, espero que cuando llegue la república su presidente también se abstenga de hablarle al apóstol en nuestro nombre. Lo digo porque hay quien propone al joven Aznar como presidente dela III república, y ese, en su trastorno mental, seguro que está deseando hablarle al apóstol, con nuestro consentimiento o sin él.

Gemma, rotundo, pero cierto.

V dijo...

La Casa Real se justifica con el argumento de que la llamada Ofrenda Nacional al Apóstol es una costumbre que, según ha recordado el propio monarca, mantiene la Corona desde 1643 y que el Rey hace en nombre del país cada Año Jubilar.

Jajajajaja... pues claro que mantiene la corona (je), la ha puesto donde está, de hecho, ps!

A mí no me extraña que el Rey le dé las gracias, le ha situado donde está, y es por la gracia de dios que nació rey, y no asfaltador de carreteras, no te jode... De todas formas, por mi parte te aseguro que no se las da, eso desde luego y a la vista está, que yo corona ni llevo, ni la quiero, paso de absurdeces. Que ya hay demasiadas como para contribuir a la causa.

Besos.

Pepe dijo...

Pues yo creo que a ti no te excluye de las fórmulas, V. Eso es lo que hay.

Lázaro dijo...

Pepe, de entrada yo diría que aconfesional no es sinónimo de laico. Yo soy de los que piensan que debería haber pesto "laico", pero no lo pone. Por otra parte, el hecho de que haya rey ya mediatiza todo lo demás. Quizás, en tanto que español, esté pillado, pero me apunto a la propuesta de Vero: por mucho que se desgaste, por muy rey que pretenda ser, en modo alguno me representará,porque yo no lo he elegido. Así que no te hagas mala sangre, que sé que no te la haces, porque estás muy por encima, pero vamos, que ni te dejes despeinar por el artificio. Además, si un rey no hace estas cosas, a qué se iba a dedicar? Dejémosle, hombre, mientras vaya a misa y vaya por ahí abrazando santos, no toca los cojones con otras cosas. Ya me gustaría a mí que muchos pòlíticos nuestros emplearan su tiempo en lo mismo; seguro que mejor nos iba.

Pepe dijo...

Lázaro, no estaban las cosas a finales de los 70 como para declarar laico el estado español, con el lobo disfrazado de cordero monseñor Tarancón allí dando por culo. Se escribió que el estado es aconfesional, y quizás eso fue un logro. Ahora bien, si el estado es aconfesional, su jefe ha de serlo en cuanto que actúe como tal. Si quiere ir a misa, confesarse, o juzgar a las ofrenditas a los santos apóstoles que lo haga en la capilla de su casa-palacio.

Por qué, como Temujin, me sugieres que mire para otro lado? Es que tenemos que seguir aceptando a un borbón católico como mal menor? Y luego, qué? Su hijito y la de las cirugías estéticas? Hasta cuando no se nos considerará ciudadanos en vez de súbditos?

Temujin dijo...

Pepe, miramos a otro lado cuando echamos gasolina al coche y financiamos una monarquía como la de Arabia Saudita, por cierto muy "amigos" de nuestro cristiano rey.
Miramos a otro lado cuando compramos gas a Argelia o cuando compramos productos producidos en estado de semiesclavitud por ahorrarnos unos céntimos de euro.
También miramos a otro lado cuando la gente compra productos en grandes superficies, que tiranizan a los agricultores, con sus precios y formas de pago.
Visto lo visto, que el rey vaya a misa o deje de ir, a mi me la trae al pairo.
Y no quisiera ser repetitivo...pero no suelo cambiar de opinión si no veo otra mejor...
De todas maneras, el tiempo pasa y la Iglesia cada día pinta menos, para bien o para mal, que habrá gente que tenga diversas opiniones y estos pueden estar equivocados o no...

Pepe dijo...

Temujin, el que el rey vaya a misa no anula las otras circunstancias en las que miramos para otro lado. Si por ir el rey a misa se resolvieran los demás problemas le organizaría cada día un via crucis de rezos y encuentros con obispos, pero no es el caso. Eso de que la iglesia cada día pinta menos puede que no sea definitivo; ellos no lo llevan bien, y cuando llevan algo mal se convierten en sumamente peligrosos. No te fíes.