Sin juramento me podriais creer que quisiera que este blog, como hijo del entendimiento, fuera el más hermoso, el más gallardo y más discreto que pudiera imaginarse. Pero no he podido yo contravenir al orden de naturaleza, que en ella cada cosa engendra su semejante. Y, así, ¿qué podía engendrar el estéril y mal cultivado ingenio mío, sino la historia de un hijo seco, avellanado, antojadizo y lleno de pensamientos varios y nunca imaginados de otro alguno?





miércoles, 2 de febrero de 2011

Vacas flacas

Mi ciudad, como todas las de España, pasó una época de vacas gordas. Como todas las ciudades quiso tener su museo de diseño, su puente de diseño, su palacio de congresos espectacular. De casi todo llegó a tener. El Palacio de congresos se llenaba de congresos, -todos con el rey o la reina como presidentes de honor del comité organizador-, con sus ceremonias de inauguración, sus cenas de clausura, su boato. Todo parecía rentable. Todo era rentable.

Pero, ay! No son eternas las vacas gordas, solo son cíclicas, y vino el ciclo malo, y los congresos desaparecieron por falta de patrocinadores, y nadie alquila las salas y anfiteatros del palacio, y mantenerlo cerrado cuesta mucho dinero. Qué se puede hacer? Privatizarlo? Eso quieren. Podrán?

8 comentarios:

Clidice dijo...

Casi que me creo el letrero, hasta que vi la "sinrazón". Muy adecuado, seguro.

Pepe dijo...

El caso, Clidice, es que nadie quiere en estos dias aciagos cargar con los 45.000 m2, las 7 plantas, y sobre todo con los 32 trabajadores. El concurso para adjudicar su explotación por un canon de 4'2 millones de euros ha quedado desierto.

Puigcarbó dijo...

Me gusta esta palabra: dejación, sin razón también, pero ya no tanto.

María dijo...

Cuando he visto el cartel de traspaso por dejación del palacio de congresos de tu ciudad, me he acordado de algo que hace años ocurrió en la mía.

Verás, resulta que Tui era diócesis en detrimento de Vigo. Teniendo en cuenta, la diferencia de dimensiones de ambas ciudades, un buen día se decidió, que el obispo abandonara Tui, al trasladar la nueva diócesis a Vigo.

Al día siguiente de conocerse la noticia, aparecieron pintadas que cubrían toda la catedral y el palacio episcopal diciendo jajaja “ SE VENDE CUADRA, POR FALTA DE BURRO” ;-)... pues eso...

A vosotros igual, os faltan muchos burros para llenar esa inmensa cuadra y dudo, que a corto plazo privadamente, se encuentren...

Como dice tú King Crimson, que lo estoy escuchando mientras te escribo...

”la suerte de la humanidad está en manos de tontos”

Y... es totalmente cierto, así nos va.

Besos y buenas noches.

Joselu dijo...

El otro día vi en Zaragoza un disparatado museo de arte contemporáneo que todavía no ha sido inaugurado. Probablemente antes de hacerlo tendrán que ponerlo en alquiler. Ni hay arte contemporáneo de cierta calidad que pueda llenar los infinitos recintos que se han hecho con este objeto ni suele importarle a la inmensa mayoría de la población esas obras. ¿En manos de quién hemos estado en la época de las vacas gordas? Se han llenado los bolsillos, se han recolocado y ahora nos dejan lo construido que no sirve para nada y ellos no saben ni contestan. ¡Quién iba a saberlo! ¿No?

Gemma dijo...

Creo que algo más estrepitoso sucede en Sevilla con la Cartuja o al menos esa fue la sensación que tuve.

Privatizarlo...lo veo difícil.

Temujin dijo...

El tema de las Ferias y Congresos es un tema en el cual hay mucho cabrón, con perdón.
Personalmente he estado y he expuesto años atrás en TODAS las ferias de Maquinaria Agricola de Castilla y Leon, en Zaragoza, Bilbao y alguna más.
¿Porque fracasan?.
Muy fácil, quieren cobrar como si vendiesen el suelo y luego encima cobrar a los visitantes.
El ultimo caso me paso en Julio del año pasado, pregunto para asistir a la Feria de Aranda de Duero. Me querian cobrar más de lo que vale el suelo donde esta situada, vendo camiones y estos tienen que estar en la calle. Le digo si van a cobrar entrada y me dice que si, que seis u ocho euros (no me acuerdo ahora).Les digo, que para atracar al personal, hay que ponerse máscara y por lo menos esgrimir algún arma, (profesionalidad, ante todo). Resultado de esto, la feria vacía y dando perdidas.
Cobren menos, pongan puertas abiertas o precios simbólicos y verán como se llenan de gente.
Calcule en quince camiones los que tenia que vender para amortizar la estancia de dos días y medio. Teniendo en cuenta que el año pasado vendí en todo el año 24, puedes hacer las cuentas. El sentido común en la res-publica, ni esta, ni se le espera. Así nos va.

ATB dijo...

En el pueblino hicieron un museo enorme y precioso (una maravilla) y ahora no saben con qué llenarlo.