Sin juramento me podriais creer que quisiera que este blog, como hijo del entendimiento, fuera el más hermoso, el más gallardo y más discreto que pudiera imaginarse. Pero no he podido yo contravenir al orden de naturaleza, que en ella cada cosa engendra su semejante. Y, así, ¿qué podía engendrar el estéril y mal cultivado ingenio mío, sino la historia de un hijo seco, avellanado, antojadizo y lleno de pensamientos varios y nunca imaginados de otro alguno?





miércoles, 6 de julio de 2011

El Cortinglés ya no es lo que era: Los Cupones

En los tiempos de Don Ramón Areces,-q.e.p.d.-, El Corte Inglés era una empresa modélica en la que el cliente siempre tenía razón, y si hacía falta se le devolvía su dinero. Luego se le infiltró el virus funcionarial de las últimas Galerías, a las que absorbió -las de RUMASA y de aquel amigo de Felipón que las compró a precio de saldo- y las cosas han cambiado. Ahora tienen una promoción cruzada con determinadas gasolineras -Repsol, Campsa, Petronor- de forma que si repostas en éstas más de 50 leuros te dan un cupón de 6 leuros para el Corte Inglés y su red, y viceversa, si compras por más de 50 leuros en la Red de Don Isidoro Álvarez te dan un vale del 6% de descuento en las respectivas gasolineras. Pero está la letra pequeña. Hoy he hecho una compra en el Hipercor, y al darme el correspondiente cupón para las gasolineras he recordado que tenía en el parasol del coche 5 0 6 cupones de descuento. He bajado hasta el parking a por ellos, pero me ha sido imposible sacarles partido; que si la compra ha de ser superior a 50 leuros para usarlo, que si es un solo cupón por compra, que si para este artículo no valen los cupones... He gastado más de 200 leuros en compras y he sido incapaz de canjear ni uno solo de los malditos cupones, que permanecen íntegros. Bueno, supongo que no tan íntegros; a estas horas ya estarán contaminados de residuos orgánicos en el cubo de la basura. Perdónenme la frivolidad de este apunte, cuando los temas recomendados para el día por el "Fedeguico Party" son las mollas de Leire -a mi no me acaban de desagradar, que queréis que os diga- y una canción que Serrat y otros de la ceja dedicaron a ZP en los buenos tiempos de la SGAE, y a la que el propio Fedeguico ha dedicado esta mañana más de medio programa suyo. Estoy seguro de que el Fedeguico Party sabrá disculpar esta ruptura de la disciplina del pensamiento único; no servirá de precedente.

8 comentarios:

Puigcarbó dijo...

A D. Ramón Areces le llamab el pelo yeso, y una vez sin yo saberlo estuve charlando con él en un despacho mientras esperaba a ser atendido. Cuando el comprador vino para atenderme el ya se iba, y me pregunto: le conoces?
a este señor tan amable e inteligente, le dije, no? quien és - pregunte. Y ante mi estupor me dijo que era Don Ramón Areces, todo un señor y muy lúcido, puedo dar fe en la median hora que hablamos.

Puigcarbó dijo...

Pásate por mi blog, el caso del lava coches de Montgat ha dado un giro inesperado de manda huevos.

Pepe dijo...

Puigcarbó, algo debía tener ese hombre, que tuvo a Alicia Koplowitz por ahijada favorita. Ya pasé por tu blog y dejé un comentario, aun en periodo de moderación... (mira que...)

Temujin dijo...

Yo voy a Hipercor una vez a la semana y como tengo varios vales secciono la compra en la caja, pero la verdad es que da por saco...
Ya sabes que a mi Pajin me pone, no me parece bien que habiendo cosas políticas que criticar se metan con su físico. Sobre todo Federico, que el día que nació, el médico lo lanzo al aire expresando en voz alta:
"Si vuela señora, es un murciélago..."
Los de la ceja, parece ser, que ya no apoyan tanto. Pero a nadie se le debe prohibir expresar sus preferencias políticas...

Lázaro dijo...

Gracias por la información, yo tengo un cupón de esos ocupando sitio en la cartera y me parece que le voy a dar el mismo destino que tú a los tuyos.

En cuanto a lo de Fede, ya te dije que últimamente me mantengo al margen. No me extraña que saque esos temas; son muy propios para él. De todas formas, creo que os sinceráis demasiado (Temu y tú): yo, de la señora Pajín, sólo me quedo con su apellido, y os lo digo como hombre profundamente heterosexual, que no alcanza a comprender vuestras inclinaciones.

Mi tesis es que se dejó fotografiar así para desviar la atención y que se pase por alto el que se está aprovechando de unas instalaciones destinadas sólo para funcionarios. Esta señora debería primero aprobar unas oposiciones... Sí, ya sé que igual es pedirle mucho, pero es lo que le correspondería. Pero claro, ya se sabe que la señora ministra tiende ha nombrar a quien le sale de los cojones y con sus vacaciones no va a ser distinto.

Estoy de acuerdo en que a nadie se le puede prohibir expresar sus preferencias políticas, pero los de la ceja no mostraban sus preferencias políticas, hacían campaña por el candidato que mejor iba a atender sus demandas. Poder hacerlo, podrán, pero yo lo encuentro muy feo, estéticamente poco agradecido, nada decoroso ni elegante. Igual que cuando Raphael o Norma Duval apoyaban a Aznar.
En los medios de comunicación, cada uno debería centrarse en lo suyo.

Saludos.

Malo Malísimo dijo...

Haber reclamado Pepe, haber reclamado que seguro que te hacen caso. Si es que ya no te puedes fiar de nadie. Si a este ritmo pronto, la primavera la va a anunciar el carrefur.

Pepe dijo...

Eso me sugirió una azafata, Temu, fraccionar la compra para usar los cupones, pero no sé como se puede fraccionar la compra de algo que no se puede partir y que entero cuesta 150 leuros; eso sería fraude de ley, no?

Yo, ya te digo, Lázaro, tiré ayer los 6 cupones que llevaba, y otro más del Alcampo por valor de 3 leuros. Con respecto a Leire, te veo conspiranoico. Lo peor de los de la ceja no me parece sus aspectos écticos, sino los estéticos. Una buena estética puede justificar barbaridades éticas, -el asesinato es una de las bellas artes, diji alguien- pero no es este el caso.

Malo, a quién reclamar? Aplicaban la letra pequeña, y punto.

Temujin dijo...

Pepe, eso se llama putada.