Sin juramento me podriais creer que quisiera que este blog, como hijo del entendimiento, fuera el más hermoso, el más gallardo y más discreto que pudiera imaginarse. Pero no he podido yo contravenir al orden de naturaleza, que en ella cada cosa engendra su semejante. Y, así, ¿qué podía engendrar el estéril y mal cultivado ingenio mío, sino la historia de un hijo seco, avellanado, antojadizo y lleno de pensamientos varios y nunca imaginados de otro alguno?





lunes, 25 de julio de 2011

El teatro del mundo

video

Leí a alguien decir que las ciudades que uno visita solo existen cuando estamos en ellas. Cuando planeamos el viaje hay quien se encarga de instalarlas para nosotros, y de desmontarlas cuando partimos, del mismo modo que se retira el decorado de una función dramática cuando el escenario queda vacío.

video

No hay duda de que algunas necesitan un buen número de figurantes. Al fin y al cabo, la vida es lo que ocurre alrededor mientras uno se empeña en hacer otros planes.

9 comentarios:

Hitos dijo...

Carajo, cada vez que habláis hay ruido de fondo y no me acabo de enterar que le pasó a la señora del perro.

Lo que está claro es que estabais sentaos en un paso de tórtolas

Malo Malísimo dijo...

¿Y la policía, qué hacía, qué pasaba en esa esquina? ¿Italia, Francia? Turismo si había.
¿La birra estaba fresquita?
¿El prado estaba bien, a tu gusto?

Pepe dijo...

Hitos, mi teoría es que el perro de la señora se había cagao y ella no había recogido el excremento, pero no deja de ser una elucubración imporbable, pues en esa ciudad se nota poco excremento más o excremento menos.

Malo, la policía estaba presta a hacerse fotos con las transeuntas macizas, como se puede apreciar. La cerveza estaba fresquita, y cara como ella sola. El prado me lo he encontrao casi más aseao que cuando me fui. Repito las gracias a todos.

Anónimo dijo...

Es Italia!? Y suuuuucia!?
Bon dia mestre!

María dijo...

Bienvenido Pepe, te ha quedado bonito, lo que has escrito. Sin embargo yo, siempre tengo la sensación contraria cuando llego a un lugar nuevo. Me siento como extra en obra de teatro ajena...y sí, los desconchones de las paredes y estas imágenes que cuelgas... Mmmm sí, también me huelen a neorrealismo italiano, así como a peli de Vittorio de Sica jajaja al título de... ESTA PESADILLA;-))

Un poco extraño... lo sé, deben ser secuelas del mono...o de las hojas que me dejó ADIC, por ahí:))



Un besito y buen día para todos.

Hitos dijo...

María, a mi la escena me recordó esto

María dijo...

Creo que sí HITOS, tienes más razón y puntería en tus evocaciones que yo jajaja... además meeencanta esta peli, vale que es como un cuento azucarado, pero da igual, precioso. Lo malo es que por esta piazza romana que creo es la Rotonda ( ya dirá Pepe) como apuntemos tan mal como con Malo, tamos apañados jajaja bueno, creo que esta sí que es... es todo caso... no creo que pudieran ir tan felices con la vespa Gregory Peck y Audrey Hepburn sin matar a un montón de romanos... está llenita de gente y encima ahora con andamios...aún peor, se nos mataba la parejita más que seguro:))


Un beso Hitos

Malo Malísimo dijo...

Pues a mi me recuerda más a la Dolce Vita, es como más decadente.

Pepe dijo...

Sí, María, creo que se llama La Rotonda esa sucia plaza, según el anónimo, donde está el Panteón y varias agradables trattorias, en las que se sienta uno y en ese momento comienza el espectáculo, o prosigue para tus ojos, más tórtolas que vespas hoy, Hitos. No sé si hay andamios, hay un gran cartel en el que se lee -al revés- "Roma contro tutte le mafie". Ya es algo. Malo, no me parece nada dulce la vida en la Roma de hoy, invadida por los rumanos.