Sin juramento me podriais creer que quisiera que este blog, como hijo del entendimiento, fuera el más hermoso, el más gallardo y más discreto que pudiera imaginarse. Pero no he podido yo contravenir al orden de naturaleza, que en ella cada cosa engendra su semejante. Y, así, ¿qué podía engendrar el estéril y mal cultivado ingenio mío, sino la historia de un hijo seco, avellanado, antojadizo y lleno de pensamientos varios y nunca imaginados de otro alguno?





domingo, 26 de septiembre de 2010

Mercenarios

Venía escuchando en la radio, en la COPE, a los ex de Carrusel, y me parecían ridículos, grotescos. No quiere decir que antes no lo fueran. Que mala manera de concluir una carrera profesional. Quien no los conozca que los compre.


36 comentarios:

Lluís Bosch dijo...

Pero... ¿a quién se le ocurre escuchar la COPE? Se te estropeó la radio y quedó clavada en ese dial?
Un día, haciendo zapping radiofónico la cogí. Pensé que por una casualidad de la vida estaba escuchando el taller de radio de un manicomio cercano.

Pepe dijo...

En el coche va uno haciendo zapping, huyendo del fumbol, y se acaba deteniendo en cualquier sitio, ante la imposibilidad. Otra cosa eran los tiempos de Jimenez Losantos y Cesar Vidal, cuando se la buscaba con devoción y unción.

Arare dijo...

con devoción y unión la buscaba yo todas las mañanas para chutarme y pillar unos cabreos del uno.

Ya ves, con lo fácil que habría sido hacer puenting o piscining directamente, tchts,tchts...

panterablanca dijo...

No sé de qué hablas, no sé qué es la COPE ni el Carrusel deportivo... No he entendío na.
Besos salvajes.

Pepe dijo...

Arare, a mi me servía de vacuna contra cualquier tentación de derechizar mi pensamiento, y me subía la adrenalina cada mañana. A veces lo oigo en esRadio, pero no es lo mismo sabiendo que ahí no lo oye nadie.

Pantera, inculta.

Pepe dijo...

Ahora que me fijo, Pantera, algo sabrás porque aqui de Carrusel "deportivo" no había hablao nadie.

ID dijo...

Pepe, eres un poco puerquín.

¡Mira que te gusta revolcarte en la mierda!

Pepe dijo...

ID, cree el ladrón...

Manel dijo...

Sí que somos mayorcetes, ¿no? Lo de Carrusel como que hace... Ni lo recuerdo. Me ponía los "cascos" para correr y de golpe, en alguna gambada, saltaba el dial y, zas, aparecía la COPE... La hora era indiferente, los temas y las formas siempre los mismos. Todos estos "mercenarios" van cambiando pero, lo triste, que a peor.
Bon dia a tod@s

F.Puigcarbó dijo...

ahí le has dao Pepe, que tiempo aquellos en que uno ponia la radio a las seis de la mañana y se daba un chute de Fedeguico.

Estos locutores deportivos, unos mataos por un puñado de dólares.

Pepe dijo...

Manel, el carrusel ese parece que haya existido siempre. He tenido que viajar muchas tardes de domingo, y no había otra puñetera cosa. Ahora escucho al Castaño, o al Gonzalez con las mismas paridas, pero en la COPE, y me resultan más ridículos de lo que ya me parecían, y además con una pasta gansa en los bolsillos. Imagino el cabreo que tendrán los locutores de la COPE mas modestos...

Puibcarbó, añorante te veo.

Eulàlia Mesalles dijo...

Un día te va a coger algo, Pepe, escuchando esas cosas... No puede ser bueno para la salud. Imposible!!!

panterablanca dijo...

Vaya, me has pillado, igual no soy tan inculta, aunque no me importaría serlo en este caso.
Pero no tenía ni idea de que los del Carrusel ahora trabajaran en la COPE.
Besos selváticos.

Pepe dijo...

Eulalia, a qué cosas te refieres? La mayoría las oigo sin escucharlas, no sé si así me libraré de algo.

Todos no, Pantera, pero las voces más conspicuas se han pasao a la COPE, y siguen en el nuevo espacio haciendo esa publicidad aparentemente casera, de cosecha propia, tan mala y repulsiva que no sé como los anunciantes pagan por ella.

F.Puigcarbó dijo...

PuigcercÓs la escuchaba cada dia un rato por la mañana, decia que le ponia, que le daba una dosis de adrenalina para salir de casa COMO UNA MOTO.

Pepe dijo...

Puigcarbó, supongo que te refieres al Fede. Lo malo es que lo escuchaban también muchos taxistas, sobre todo en Madrid, donde lo escuchaban todos. Era tremendo coger un taxi en Madrid mientras Fede nos arengaba a todos, sobre todo si hablaba del 11M y Olga "Vale ya". Los taxistas se lo creían todo, y conducían en consecuencia. Y lo más malo era cuando el taxista pretendía que asintieras con él a todas las barbaridades que el Fede iba diciendo. En alguna ocasión pedí que parara para apearme. No pudieron con él hasta que no intervino Sistach, al que acusó de seguir al Barça en sus desplazamientos con los fondos de los cepillos y la aportación del estado a la ICAR. Perdió Fede y hubo de irse con la música a una parte donde apenas le escucha nadie, aunque él conserva la ilusión de recuperar a todos sus oyentes de antes, e incluso de ampliarlos.

Lázaro dijo...

Pepe, al final va a resultar que eres un romántico.

Pepe dijo...

Nunca, Lázaro, he dudado de que lo soy.

Manel dijo...

El día que l'Estatut fue aceptado por el Congreso de Diputados, Labordeta, sobre la una de la mañana, tomaba un taxi para volver a su casa en Madrid.
"- Ya ha visto, se han roto todos los puentes con Cataluña.
- ¡No me joda!
- Lo ha dicho la radio.
- Pero tengo que ir a Barcelona este fin de semana.
- Tendrá que ir en avión.
Cuando llegué a mi casa pensé, amargamente, cómo se manipulaba la realidad en esta tierra de roucos y varelas, llegando a afirmaciones tan dramáticas como la que aludía a los puentes"
Memorias de un Beduino en el Congreso de Diputados (J.A. Labordeta)
Pepe, lo anterior ilustra muy bien lo de los taxistas y los medios de comunicación.

Pepe dijo...

Manel, gracias por la anécdota de Labordeta. Dan ganas de leer el libro.

Temujin dijo...

Yo escucho a Don Luis del Olmo.

Pepe dijo...

Hace no mucho me lo encontré en Barajas, Temu; le vi muy mayor.

Malo Malísimo dijo...

Pepe, que hasta yo sabía que los del carrusel se pasaban a la cope... que al final toooodooo es cuestión de dineros. ¿Acaso tu, amado y querido amigo no te pasarías al sector privado si te pagasen al mes lo que ahora cobras al año?

Ya...ya se que ensajero un montçón pero es asina

Temujin dijo...

Es muy mayor, pero la voz es inconfundible...Más de 10.000 programas en la radio.

Pepe dijo...

Malo, la respuesta es no. No tengo nada contra el ejercicio privado de la medicina, pero no me resulta confortable.

Temu, tiene un temblor en la cabeza que le envejece aun más; claro, que eso en la radio no se nota. Supongo que estará en manos de su neurólogo; loa hay buenos en León.

Lázaro dijo...

Pepe, en los años 90 yo escuchaba a Ramón Trecet en el mejor programa de radio que he escuchado: "Diálogos3". A veces, lo acababa con una frase, con su lema: "buscad la belleza; es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo". Ahora que ya fue desterrado, me busco cada vez con más frecuencia refugio en Radio2. Por si te sirve. Saludos.

Temujin dijo...

Vive en Barcelona.

María dijo...

Pero es de Ponferrada TEMU :-)

Del resto ni idea.

Besos

Pepe dijo...

No oigo mucho la radio, Lázaro; durante las abluciones matutinas, en la cocina, y a veces en el coche. Por las mañanas unas dosis de Fede y por lo demás generalmente la SER, por inercia, y porque como los conozco sé por donde vienen a por mí. Las emisoras de Radio Nacional de España -el nombre asusta- siempre me parecieron encorsetadas, aunque se que hubo devotos de Radio 3. Ya es tarde para cambiar de usos y de preferencias, sobre todo si no se espera mucho de la radio. De la gente que no oigo tolero muy mal a la especie de Pérez Reverte que trabaja en Onda Cero, Herrera, creo que se llama, populista, español de cabo a rabo, y con ese "sentido común" tan empalagoso. Te borro ahora el tachón.

Siendo Del Olmo de Ponferrada -como nos recuerda María- y viviendo en Barcelona -como nos dice Temu- puede elegir para tratar su temblor cefálico entre excelentes neurólogos castellano-leoneses y excelentes, -y más numerosos- neurólogos catalanes.

Clidice dijo...

menudas marranadas de escuchar, pa eso mejor dejarse las orejas en casa :P

Pepe dijo...

Clidice, cuales son las marranadas, las que oigo, o las que no escucho? Yo siempre dejo las orejas en casa, que el MP3 me agobia bastante. Me parece que la noche te confunde ;-)

Temujin dijo...

Maria es de Ponferada, pero debido a la falta de oportunidades de nuestra tierra, se tuvo que ir a Madrid, primero y luego a Barcelona. Emite desde Onda Rambla y lo que más me gusta es que cuando hacia las tertulias él se callaba, llevaba a dos de un lado y a otros dos de otro y se callaba. Que hay locutores que parecen pregoneros, el imbécil ese que estaba en la cope y ya no esta se metió con él para ver si conseguía publicidad y no ha sido así. Me encanta el sentido común y me molesta la demagogia.

Pepe dijo...

Temu, el "sentido común" es la mayoría de las veces demagogia pura y dura.

Hitos dijo...

Amen de "El larguero" que parece que vive en mi habitación, ya solo intento escuchar música. Cadena 100, los cuarenta principales, kis fm (no se como se escribe kis) y cosas por el estilo.

El otro día me recomendaron "la sábana" de radio extremadura. Habrá que echarle un oido.

¡Ah! y la radio la pongo desde la tele o desde el ordenador (menos en el caso del larguero que sigue saliendo del aparato de radio) vamos evolucionando.

Lo del carrusel siempre me dio vergüenza ajena la forma como hacen la publicidad.

Mr. Rific dijo...

A mi me hace gracia pensar en aquella feroz guerra de medios que hubo hace no mucho tiempo... en como muchas de las estrellas de las cadenas de radio hacían bandera de su empresa y juraban odio eterno al enemigo...

Y ahora tienes a Paco González, uno de los que más atizó a la COPE en su día, cobrando de los curas...

¿Llegaremos a ver a Federico en las mañanas de la SER? Me parto...

Pepe dijo...

El dinero es dinero, venga de los curas o del diablo; de todas formas yo creo que el tal González ha vendido su alma y imagen personal (¿?) por un plato de lentejas igual que el que tenía, con unas cuantas lentejas más quizás, pero simples lentejas al fin y al cabo. No es improbable que algún día Fede llegue a la SER. No estuvo ahí el butano? Fede también sabe hacerse pasar por demócrata si llegase el caso.

Y que sepas, Mr. Rific, que no pienso quedar contigo para salir. Bienvenido en cualquier caso.