Sin juramento me podriais creer que quisiera que este blog, como hijo del entendimiento, fuera el más hermoso, el más gallardo y más discreto que pudiera imaginarse. Pero no he podido yo contravenir al orden de naturaleza, que en ella cada cosa engendra su semejante. Y, así, ¿qué podía engendrar el estéril y mal cultivado ingenio mío, sino la historia de un hijo seco, avellanado, antojadizo y lleno de pensamientos varios y nunca imaginados de otro alguno?





viernes, 18 de marzo de 2011

El experimento

Tengo que decir que el objetivo principal de mi experimento consistente en privatizar el acceso al blog, que era observar el comportamiento de un lurker, no ha llegado a cumplirse, pues el lurker en cuestión no se ha manifestado, no sé si será que está distraido con otras cosas.

El objetivo secundario era ver si las visitas al prado estaban producidas en su mayoría por los más conocidos, y la respuesta ha de ser "no". Como se aprecia en el gráfico, la privatización del prado provoca un derrumbe en el número de visitas y de páginas visitadas, que pasan de ser 150-200 al día a apenas llegar a las 40, así que, como le gusta creer a Joselu, nos visita mucha más gente de la que se manifiesta. Muchos visitantes se quedan sin acceso, pues no pueden recibir la invitación al no estar censados, tener que rellenar los datos para entrar tiene seguramente un efecto disuasorio para muchos, y finalmente, las entradas no se actualizan en los blog-rollers, por lo que los que usan esa referencia para visitar cuando hay novedades, quedan sin información.

Con todo, fue interesante estar un par de días sin blog, volver por un tiempo a ese estado de inocencia primigenia, sin pensar en entradas, sin comentarios que leer o responder, y ha sido curioso regentar un blog privado por unos días. El experimento ha terminado. Sr. Lurker, está usted en su casa.

14 comentarios:

Lázaro dijo...

Pues qué quieres que te diga, es una lástima que pase tanta peña por aquí y no se manifiesten. Siempre he pensado que lo más interesante está por decir. A ver si se animan, que siempre piamos los mismos. Más saludos.

Pepe dijo...

Bueno, Lázaro, era un hecho sabido que en cualquier foro el 90% de los visitantes no se manifiestan. Pensé que aquí podía ser diferentes, pero ya ves que no. No está en nuestra mano cambiar el mundo. Ni en lo nimio.

Temujin dijo...

¿Quien es el Sr. Lurker?, me enviaron un correo para ver si me habías invitado, así me entere del evento. No entiendo muy bien lo de los blogs privados sino son de sexo.
Acaso soy yo el Sr. Lurker, Pepe... (como dijeron los apóstoles en la Ultima Cena).

Pepe dijo...

Temu, la corrección política no me permite decir quien es el lurker, pero te aseguro que no eres tú, ni nadie conocido; se conoce él a sí mismo; el lurker, por definición, mira y husmea sin dejar señales. Tú no pudiste ser invitado pues no tengo tu dirección de mail entre mis contactos, que de otra manera te hubiese llegado la invitación. No comprendo que solo entiendas los blogs privados de sexo. Quieres decir de "sexo explícito"? Es que no todo es sexo, más o menos?

Anónimo dijo...

Sr. PP está Vd. como una cabra!
Ya pensé que eso se le pasaría pronto.

Pepe dijo...

Sra. Anónima CDIC, que es lo que pensó que se me pasaría? Vuelve críptica. Es que pasó frío?

Anónimo dijo...

Con las fallas! Frio? Fuera de su jardín los conejitos de Indias también encontramos otras madrigueras.
Todo un detalle por su parte,por lo de que me hubiera invitado si no hubiese sido "anónima" :)

Pepe dijo...

Anónima, cómo voy a saber que anda Usted por las fallas? La verdad es que la encuentro algo aturdida, lo que podría deberse a esos insoportables ruidos que en ellas se padecen; aunque a Usted, si es de por allí, igual le gustan. Ya hemos dicho en alguna ocasión que las fiestas populares -todas- solo las aguantan y las disfrutan los lugareños; espero que lo haya pasado bien por aquellas madrigueras, aunque los conejitos de indias no suelen habitar madrigueras, sino jaulas.

Anónimo dijo...

Tiene Vd. razón hay madrigueras que a veces son como jaulas!
L´escalfor de les falles m´arriben fins aquí! Encara que estiguin lluny.

Pepe dijo...

Anónima, tape, tápese los oídos, que no le revienten los timpaninos; resérvelos para placeres más gustosos.

Anónimo dijo...

Hahahahahahaha! Tiene razón! Mira por donde?

Pepe dijo...

Eso es, cuídelos, que los imagino sensibles.

Anónimo dijo...

No sabe Vd.como de sensibles los tengo, mejor escuchamos música suave,nada de música martillo, eh?.La musicoterapia está muy bien!
Ultimamente noto a la gente sensiblona, a veces eso no está mal, con el cambio de estación,las noticias siempre positivas que escuchamos al abrir la tele, me dan ganas de apagarla y no volver a abrirla, ni una noticia positiva, eh?.
Si pudiesemos entre todos cambiar las cosas! ...........

Pepe dijo...

Hay una música que se llama "martillo", Anónima? No dejo de aprender con usted.