Sin juramento me podriais creer que quisiera que este blog, como hijo del entendimiento, fuera el más hermoso, el más gallardo y más discreto que pudiera imaginarse. Pero no he podido yo contravenir al orden de naturaleza, que en ella cada cosa engendra su semejante. Y, así, ¿qué podía engendrar el estéril y mal cultivado ingenio mío, sino la historia de un hijo seco, avellanado, antojadizo y lleno de pensamientos varios y nunca imaginados de otro alguno?





domingo, 22 de mayo de 2011

Liturgia

La eucaristía de la democracia.

11 comentarios:

Puigcarbó dijo...

O QUIZAS LA SUBLIMACIÓN DE LA INUTILIDAD!

V dijo...

A partir del lunes, todos a misa de ocho.

Esto de que el arcoiris sólo tenga dos colores, es un coñazo. Enseriotelodigo.

Lázaro dijo...

Espero que hayas sido un buen presidente de mesa y que hayas tenido una jornada tranquila. Mañana fiesta, no? Así cualquiera.
Por cierto,no has mandado esposar a nadie?
Saludos.

Pepe dijo...

No hay más remedio que pasar por ahí, Francesc.

V, espero que no dejen ir a la doce, que no nos gusta madrugar a la fuerza.

Todo ha ido bien, Lázaro; en mi mesa ganó el PP, aunque no con mayoría absoluta. No he tenido que mandar esposar a nadie, aunque los guardias parecían bien dispuestos. A quien me dan ganas de esposar es a Zapatero. Arriba lo cuento.

Pepe dijo...

V, quise decir "que nos dejen"

Hitos dijo...

¿donde es arriba?

Anónimo dijo...

Esperemos un poquito Hitos!

María dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pepe dijo...

Hitos, arriba era arriba. Paciencia te recomendaba el anónimo.

Anónimo dijo...

¿te tocón en la mesa b?

Pepe dijo...

Así es, anónimo, como se ve en la foto.