Sin juramento me podriais creer que quisiera que este blog, como hijo del entendimiento, fuera el más hermoso, el más gallardo y más discreto que pudiera imaginarse. Pero no he podido yo contravenir al orden de naturaleza, que en ella cada cosa engendra su semejante. Y, así, ¿qué podía engendrar el estéril y mal cultivado ingenio mío, sino la historia de un hijo seco, avellanado, antojadizo y lleno de pensamientos varios y nunca imaginados de otro alguno?





sábado, 7 de mayo de 2011

Piedras


¿Construyó estas dos obras el mismo arquitecto,



o había más de uno que sabía ensamblar piedras sin cemento ni argamasa?

Para la edad media se les había olvidado.


6 comentarios:

Puigcarbó dijo...

y ahora se les caen a la primera riada, como el puente nuevo de Martorell que se lo llevó el agua y el romano sigue ahí en pié, después de dos mil años.

Temujin dijo...

Decia Publio Cornelio Escipion que se ganaban más batallas con la pala que con la espada.
Lo interesante es que construyeron miles de kilómetros de vías romanas algunas de las cuales se pueden ver relativamente bien conservadas sin apenas mantenimientos.
Los acueductos y puentes se hacían una sola vez, se quedaban ahí y nadie les cuidada periódicamente como ahora.Me imagino que algunos se caerían pero el sistema era magnifico en su simpleza. Todo ello diseñado en unas Matematicas en números romanos y sin el numero cero.Curiosamente ahora hay sistemas informáticos, ingenieros, cálculos de masas y vientos, estudios geológicos y demás y creo que no duraran lo que han durado estos. Aparte de un diseño intemporal los romanos construían una vez y con idea de no repetir el trabajo.
Me imagino que las obras publicas laicas cayeron en la Edad Media en picado por dos razones falta de Gobiernos grandes, eran pequeños feudos en muchos casos y en ocasiones se cobraba peaje en los puentes como en la A-68. Tambien que cantidades ingentes de recursos públicos fueron a parar a "comprar un pedazo de Cielo" en la tierra.
Bueno que me enrollo, me han gustado las fotos.

V dijo...

Casualidades de la vida, yo estuve el sábado pasado bajo el de Segovia.

Impresionante.

No sé si sabrían de física como para entender el por qué aquello se sujeta, pero me da a mí que lo del ensayo-error sí lo tenían bien aprendido visto lo visto.

Besicos.

p.s. por cierto, yo le hice una foto más molona. Bueno, en realidad hice chorropecientas pero sólo una que me gustase más ¡XD!

Pepe dijo...

Como dice Temu, Francesc, esta gente construía para siempre.

Temu, cual es la A-68?

V, pues estas fotos son del domingo -la de Ávila del lunes, y la de Alcántara del verano pasao-. Un poco más, o menos, y nos comemos el cochinillo de Cándido juntos. Yo supongo que ponían andamios hasta que calzaban la piedra del centro de cada arco; esa ya lo sujeta tó.

V dijo...

Eso pensé yo cuando apunté con la cámara para arriba para sacar la foto en cuestión: como se caiga la de en medio, a tomar por culo el invento.
... mmm... Yo al pobre cochinillo me lo comí... en este sitio. Estaba bueno, pero creo que fue la primera y es probable que la última. Eso sí, seguro que era más barato que el sitio que tú mencionas, y oye, eso siempre es un plus. Por 25 pavos nos pusimos hasta la bandera, la verdad. Así estaba yo después por la granja esta... para haberme tirado a una fuente de la modorra. Nfins...
Oye, ¿tú no tendrás que ir por Alicante o por Portugal en breve, no? a ver si nos vamos a cruzar otra vez o algo. Lo digo por ponerme un clavel en la solapa :-p

Buena semana.

Pepe dijo...

V, no recuerdo Cándido ni por caro ni por barato -la verdad es que no pagué yo- pero supongo que no debe ser muy caro un sitio que está hasta la bandera de 1 a 6 de la tarde; llegamos a la puerta sobre las 3 menos cuarto, y el tiíllo que había en la puerta nos dio mesa para las 4 menos cuarto; a esa hora había una masa de ciudadanos esperando a ser nombrados para pasar; tardó media hora en ocurrirnos, y cuando entramos quedamos atrapados en un descansillo durante media hora más. La verdad es que ese sistema de esclusas te hace la espera más entretenida; y no es que Cándido sea precisamente de pequeño aforo: salas y salas de gente comiendo cochinillo; ni sé como les sale bueno... En fin, que no creo que fuese mucho más caro que tu José. Yo no fui a la Granja. Y no, no tengo proyectos próximos de ir donde dices. Ve tranquila ;-)