Sin juramento me podriais creer que quisiera que este blog, como hijo del entendimiento, fuera el más hermoso, el más gallardo y más discreto que pudiera imaginarse. Pero no he podido yo contravenir al orden de naturaleza, que en ella cada cosa engendra su semejante. Y, así, ¿qué podía engendrar el estéril y mal cultivado ingenio mío, sino la historia de un hijo seco, avellanado, antojadizo y lleno de pensamientos varios y nunca imaginados de otro alguno?





martes, 3 de mayo de 2011

Olmos

He aquí el olmo viejo, hendido por el rayo, y en su mitad podrido, que quizás vuelva a rebrotar con las lluvias de abril y el sol de mayo. Cada vez es más difícil eso, pues la grafiosis, de la que hemos hablado en la taberna de ATB dejando la república de lado, ha exterminado a todos los olmos sanos, cuanto más a los viejos y ya enfermos.

Éste, cuyo tronco se ha respetado para recordar lo que fue, se irguió orgulloso durante doscientos años ante la iglesia que ocupa el lugar donde estuvo la casa en la que nació la mística andariega, cuyo brazo incorrupto tanto hizo por todos nosotros.

Extramuros, junto a la Basílica de San Vicente, vemos el tronco también preservado de otro olmo bicentenario; murió en 2008. En las fotos de abajo -de otros archivos- vemos estos mismos árboles aun con ramas, pero probablemente ya cadáveres. Descansen en paz.



8 comentarios:

Temujin dijo...

Como he dicho en la taberna republicana, Carlos III mando plantar un olmo en todas las plazas mayores (si las hubiere) de España. Carlos III según mi punto de vista es de los pocos reyes que se han salvado de la Historia de España, pues los demás solo han sido desde Felipe II incluido unos vagos y unos maleantes, un autentico cáncer para este país.
Carlos III, los olmos y la reforma del estado dan para hablar mucho. para mi fue un gran rey, por eso se habla poco de él. Es mejor hablar del imbécil de Felipe II. Creo que me he salido del contexto, sera cosa de la grafiosis virica...

Pepe dijo...

Temu, pues estos que homenajeo no deben ser de los de Don Carlos el Tercero, -el mejor gallardón de Madrid, si no recuerdo mal-, porque no estaban en plaza mayor alguna.

Clidice dijo...

En la plaza de mi pueblo hay olivos. Si, de acuerdo, hace falta recolectarlos cuando es tiempo y no son un árbol "limpio", pero es un buen árbol. Además "caducan" más tarde ;)

María dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María dijo...

Desgraciadamente ni Machado, ni su olmo, vivieron su esperado milagro de la primavera.

Sólo conozco 6 olmos vivos centenarios, están en la plaza de España en La Coruña, creo que en febrero tuvieron que hospitalizarlos por el desparrame de sus copas. Pero fíjate, en el Bierzo, tenemos el impresionanteCampano el castaño más grande y longevo (800 años) de España, en Villafranca del Bierzo y por si fuera poco, un Tejo milenario, se cree que tiene más de 2.000 años, así que...no me digas que no es buena mi tierra :-)

Me encantan los árboles, no entiendo nada, pero he ido aprendiendo. Hubo una época en la que me dedicaba a ir por los invernaderos y me traía a casa árboles de todos los tipos...he plantado cedros, nísperos, abetos, pinos, magnolios, camelios, limoneros, palmeras, acevos, no más de dos o tres de cada, de algunos sólo uno, por ejemplo sólo tengo un haya, el único de hoja caduca y un olivo centenario ( el de mi link:-) por cierto, me lo trajeron de Extremadura pero no sé de donde, el resto son todos de hoja perenne.

Donde vivo se dan todos de maravilla, aun siendo de climas totalmente distintos y hasta la fecha, no se me ha muerto ninguno... seguro que si me traigo un olmo de esos, resucita... esta es muy buena tierra, también:))


Muchos besos y muchos árboles para todos:-)




Siento el borrón, a ver si me sale ahora el enlace...

Pepe dijo...

El olivo va ganando terreno como árbol ornamental, Clidice, árbol mediterráneo por excelencia. Si no ando mal informado, se trata de una domesticación del acebuche. "No los levantó la nada, ni el dinero, ni el señor, sino la tierra callada,
el trabajo y el sudor. Unidos al agua pura y a los planetas unidos,
los tres dieron la hermosura de los troncos retorcidos."

A mí, sinceramente, María, los árboles ni fu ni fa. Quiero decir que les tengo tanto aprecio como a cualquier otro ser vivo, y que apenas sé distinguir un pino piñonero de baobab. Me impresiona su supervivencia centenaria, o hasta milenaria. Creo que es en un museo de la Sierra de Cazorla donde hay una de esas rodajas de tronco de árbol y en sus lineas concéntricas se han ido marcando hitos históricos, como el nacimiento -supuesto- de Jesús, la caída del imperio, la invasión de Tarik y Muza, el descubrimiento de América, la conquista de Granada, y así hasta el año de la victoria o, poco después, el advenimiento de la democracia, hasta que fue talado o murió de muerte natural. Ahora bien, no entiendo nada a los vegetarianos, que rechazan comer pollo, pero están dispuestos a comerse una tierna lechuga, o la pulpa del tamarindo.

María dijo...

Un árbol es otra cosa, algunos van a la par de las personas, otros muchísimo más lento, en todo caso su perdurabilidad les hace especiales frente a los humanos y frente a cualquier otro ser vivo, pero ¡¡vaya que no voy abrazándome de ellos por ahí, no te vayas a pensar!!:-)

Tampoco creas que se mucho de ellos. Si te sirve de consuelo, para que veas lo que sé yo de plantas, en una ocasión confundí un patatal con un jardín, la Sra se quedó alucinada cuando le dije si podía coger unas flores:-)

Lo de los vegetarianos tampoco lo entiendo yo, hay mucho místico por el mundo de muchos tipos...a mi no me inspiran ninguna confianza ningún extremismo, ni los vegetarianos, ni los que rocían con spray los abrigos de pieles. Hay granjas de visones y zorros igual que de gallinas, pero puestos a montar el numerito queda muy verde y ecologista.


Más besos y feliz tarde.

Temujin dijo...

Carlos III les mando plantar en todas las plazas mayores, ocurre que se plantaron en muchos más sitios y las plazas mayores han sido objeto de innumerables modificaciones, sobre todo en los últimos cien años. Persevamos estatuas y no monumentos vivos, no se si es cuestión e incultura o simplemente mala hostia.
Carlos III fue un gran rey (dentro de lo que cabe)...