Sin juramento me podriais creer que quisiera que este blog, como hijo del entendimiento, fuera el más hermoso, el más gallardo y más discreto que pudiera imaginarse. Pero no he podido yo contravenir al orden de naturaleza, que en ella cada cosa engendra su semejante. Y, así, ¿qué podía engendrar el estéril y mal cultivado ingenio mío, sino la historia de un hijo seco, avellanado, antojadizo y lleno de pensamientos varios y nunca imaginados de otro alguno?





sábado, 16 de abril de 2011

La Traviata

Me voy a la ópera. Hoy hay ópera en esta ciudad a la que Don Francisco, el falangista de los galgos, la banca de inversiones en NUEVA RUMASA, los caballos, los toros y el fútbol me condena. No será usted también motero, Don Francisco? No le voy a tomar a mal que me condene a esta ciudad en la que me siento razonablemente feliz; solo le diré que si no me traslado a su Jerez industrial es porque no quiero. Ya hay allí buenos neurólogos, pero le recuerdo que en nuestros tiempos de amistad y diálogo, en la casa de Lázaro, o del de La cueva, -no recuerdo-, me ofrecí a mantener viva y en buena forma a su suegra durante muchos años, que usted parece que quería darle matarile, como ustedes dicen. Esto es ya lo último que le dedico si no me responde; igual usted quiere y Doña Natalia le censura las réplicas; si así fuere, sea valiente y abra tribuna propia, así libera esa mala hostia sin personas interpuestas, o conteste aquí, que no le ha de pasar nada malo. Ainnsss, que mala es la gomina para el pelo, verdad? Pues peor aun es para el cerebro. Dios le guarde, Don Francisco, cuídese.

9 comentarios:

Antonio dijo...

Igual me meto donde no me llaman, pero creo que no, porque sí me llaman, Pepe. Para quien no sepa de qué va el asunto ahí dejo unas perlas para su cultivo:

"Risquett:

Ni idea.
No se por qué me menciona y me ataca.
Tiene que haber tenido una subida de bilis,no sé.

Tampoco conozco al catalufo nacionalista,al tal Lluis(Luisito), ese que tiene careto de delincuente tarado.

Ni a la retrasada de María -salvo lo que he visto en su blog-; o le dieron una "pedrá" de pequeña (de ahí que le de miedo su sombra), o es así de friki. Criatura.

A Ricardito tampoco tengo el disgusto de conocerlo.Sólo se que es otro sociata con carné que no saca la lengua del culo de Fdez Vara en su blog.
Otro vividor.

Pero centrándome en el asunto, Pepito Maestre Moreno es realmente un caso que viene al pelo ya que hablamos de la ultraizquierda guerracivilista y sectaria.
Gente de su calaña es lo que hace que este país sea como es.
Imagina a éste,como ya le dijo alguien en su dia, con pistolón al cinto y al mando de la cheka.
Como sé que es lector compulsivo de este blog, le hago dos preguntas sencillas,nada de Padre Fortea.Sencillas.

1)¿Cómo es posible que un neurólogo esté tan jodidamente gordo?.
2) El resentimiento,la inquina y el odio que tiene a la derecha ¿es producto de una infancia difícil,de que estudiastes gracias a becas y de ahí te viene la bilis?.

Supéralo,gordito.

Por cierto, y como reflexión; espero y rezo por los pobres pacientes que tengan la desgracia de caer en manos de este sujeto.

Cómo está la Sanidad, señores, para que este gañán tenga plaza - eso sí-, en Granada.
De ahí no pasa, claro.
Ni sale."

Y luego Natalia dice que no la hagas enfadar. Me pregunto qué hará si lo haces o... lo hacemos.

Hay que ser algo más valientes y pasar a la amenaza directa como en tiempos. Con amenazar solo, ya no vale. Me pregunto si el PP sabrá que hay alguien así en sus filas, aunque supongo que sí. Me tendré que enterar.

Ya sabes dónde estoy.
Un abrazo.

Pepe dijo...

Hola, Don Francisco, aquí el obsesionado es usted que no deja de acordarse de mí; recuerde que si yo he salido a saludarle ha sido simplemente por su alusión extemporánea al "obeso galeno" de marras que le obsesiona -"Seré yo, maeztro?", repito. El ridículo es usted, que sigue asomando la calva por debajo de las faldas de Doña Natalia. Me da que Doña Natalia está de usted hasta el tanguita, por enturbiar su blog de ella con estas polémicas personales que no redundan en beneficio de su carisma de ella, tan ecuánime. A mí me importa un comino que doña Natalia tenga 2.000 o 50.000 visitas, -ni el 5% de ellas se traducirán en votos a la ultraderecha, ni siquiera a Rajoy-, y no pido que ninguno de esos visitantes venga aquí a leer lo que yo escribo; con que vengan usted y el requeté de La Moraleja, voy sobrao, y ya si de paso me lee Doña Natalia, a la que tanto aprecio, miel sobre hojuelas. Usted cree, Don Francisco, que todos los lectores de Natalia son como usted? Usted cree que todos los ciudadanos son como los lectores del blog de Natalia? Sería tremnendo que así fuese, ya saben que más de 10.000.000 de ciudadanos seguirán votando a la "izquierda garbancera" solo sea por protegerse de ustedes, la ultraderecha golpista y ricinera. Duerma usted tranquilo en lo que a la opinión que de mí se hagan se refiere. Vele usted por las inversiones de los inversores que llevó a NUEVA RUMASA, desde su banca de inversiones, que va a acabar por caérsele to el pelo que le queda, aunque ya sea poco. Cuide a sus galgos, que andan famélicos del poco caso que les hace, ocupado en meterse conmigo como está. Está usted preparado para ir caminito del Puerto? Siga.

Pepe dijo...

Antonio, no copié y pegué esos párrafos por ahorrar a los que nombra esos insultos de tan baja calidad. Las dos preguntas directas que me hace -bueno, directas es un decir, desde su cobijo bajo las faldas y pololos de su ama- ya se las contesté en el sitio apropiado.

Ahora dice que como los lectores de Doña Natalia, varios miles, saben mi nombre y dirección no gozaré de la impunidad de la que gozaba cuando solo se sabían mis nicks!!! Impunidad de qué delito? Aquí el único delincuente es él. Sigue acariciando la idea de enviarme sicarios, así que si me pasa algo -que dios no lo quiera- ya sabéis a qué reducto del odio hay que ir a buscar.

A tipos como este, -tan limitados de recursos como sobrados de maldad- hay que tenerles verdadero miedo, y yo se lo tengo, como vengo demostrando.

Natalia, hasta cuando le vas a dar asilo, protección y púlpito a esa pandilla de delincuentes comunes? No olvides -tú que quizás sabes de leyes- que eso te hace cómplice, colaboradora necesaria, e inexcusable, que el blog es tuyo, y moderado, o sea que eres corresponsable de todo lo que en él se diga, solo sea por dejarlo pasar, no?

Gracias, Antonio.

Malo Malísimo dijo...

Don Antonio, un orgasmo el verte. Espero que estés bien en todos los sentidos y en algunos más.

Pepe ¿Cuando vas a dejar de jugar con animalitos? ¿No ves que pueden hacerte daño? Que estos bichos hasta muerden.
Deja ya de hacer el troll.

Pepe dijo...

Coño, malo, me has dao un tema para reflexionar en este domingo de ramos: puede uno ser troll en su propio blog?

Gemma dijo...

Otra perla

Pepe dijo...

Joer, Malo, yo creía que estos dos perrillos ladradores iban de broma, pero que va. El de los galgos tiene amigos en Badajoz -tienen "amigos" en todas partes los joíos, y eso que el único falangista de Badajoz que conozco me parece una bellísima persona-, y habla de la plaza de toros... Apriétate los machos, que uno de estos hablándote de la plaza de toros de Badajoz -mentando a la bicha- no puede presagiar nada bueno... Todavía van a ir a por Yagüe a que les saque las castañas otra vez con una segunda columna de la muerte. Uffff, que miedo. Y Doña Natalia aun dándoles protección y cobijo, complicándose cada vez más su benemérita vida de propagandista de Acción Católica, eso sí, relegados a una entrada que de todos sus 500.000 seguidores ya no miro más que yo, y dejándoles desahogarse solos con esas dentelladas al aire que dan mis pobrecitos; ella se queda prudentemente en la sombra, y los deja ladrar y echar escupitajos rabiosos y sanguinolentos, que le están poniendo el blog hecho unos zorros, con lo aseadito que ella lo quiere tener, siempre en estado de revista, por si acaso la hacen algún día jefa de centuria, que como periodista diletante tocó fondo en la COPE. Revelador, como ella dice.

Bueno, Malo, te voy a hacer caso y voy a pasar ya de ellos -espero que me lo permitan- que estamos en tiempos de pasión, y hay que darle buen cauce.

Por cierto, mi pequeño y ladrador requeté de La Moraleja, que las dos inteligentes preguntas de Don Francisco están debidamente contestadas, que no me estás siguiendo con atención, que me voy a tener que enfadar contigo, y no me azuces más a Don Francisco, que la adrenalina y las torrijitas de Jerez casan mal, a ver si le va a dar algo; aunque no se por qué me da que Don Francisco es más de carnaval que de semana santa, prefiere sacar los correajes y la camisa azul por carnestolendas que vestirse de nazareno, y eso que con el capirote disimula la calva. Dios os guarde.

Pepe dijo...

Gemma, gracias por esa perla. Falta nos hacen. A ver si me dejan ponerme a ellas. Besos.

Pepe dijo...

Perdona, Natalia, olvidé desearte una feliz semana santa, y que te aprovechen las torrijas de la Pastelería Asunción. Aun mantengo la invitación que te hice hace ya años -¿años?, dios!- a unas cervecitas en la terraza del Río Grande, que te queda cerca de casa, si es que aun existe. Nunca dijiste ni sí ni no. No hace ninguna falta, pero si quieres llevar a esos de bodyguards, por mí no hay problema; le echaremos pan mojaito en la salsa del solomillo al whisky y otras raspas, verás con qué alegría mueven sus colitas.