Sin juramento me podriais creer que quisiera que este blog, como hijo del entendimiento, fuera el más hermoso, el más gallardo y más discreto que pudiera imaginarse. Pero no he podido yo contravenir al orden de naturaleza, que en ella cada cosa engendra su semejante. Y, así, ¿qué podía engendrar el estéril y mal cultivado ingenio mío, sino la historia de un hijo seco, avellanado, antojadizo y lleno de pensamientos varios y nunca imaginados de otro alguno?





domingo, 3 de abril de 2011

La vía está expedita


Zapatero se va. Se le agradecen los servicios prestados, se le reprochan los que dejó sin prestar, y se le afean sus mentiras, sus cambios de rumbo y sus inoportunidades. Ha desaparecido como el obstáculo invencible en que se había convertido. Ahora a trabajar. No queremos tener que ir de nuevo a misa de doce.

11 comentarios:

Temujin dijo...

Zapatero se ira, no fue culpable de la crisis, pero si lo fue de no saber marcar el rumbo adecuado. No sabia que habías ido a misa de doce, yo he ido a misa no más de diez ocasiones (las puedo contar)... ¿te resultaban satisfactorias? ¿Ibas a colegio de "pago"?... curioso...

Malo Malísimo dijo...

Pues hijo, yo espero que cunda el ejemplo y con él se vayan la colección de ineptos, inútiles e hijo de p.. que tanto abundan en este Partido.

Lázaro dijo...

Malo, no cundirá.

Pepe, yo soy de los que piensan que París bien valía una misa, aunque ésta se celebrase a las siete de la mañana.
Saludos.

Pepe dijo...

Temu, tengo aquí contado que mi vida escolar de bachillerato y COU se desempeñó en un colegio jesuita que hay en mi pueblo, pues no había otra cosa a la sazón; allí estudié con una beca del caudillo. En aquel colegio había misa diaria obligatoria a las 8 de la mañana, así que calcula las veces que he ido a misa; a la de doce propiamente dicha no creo haber ido nunca; se cuenta que en tiempos los guardias civiles llevaban el control en el pueblino de quien iba y quien no, pero eso ya no lo he vivido yo, y supongo que menos aun tú. Ahora los guardias se dedican a alertar a los de ETA de que vienen los otros guardias para que se recojan a tiempo, pero con el cambio de partido en el gobierno es posible que vuelvan a controlar quien asiste a la misa de doce.

Malo, eso en gran parte va a depender de vosotros.

Pepe dijo...

Lázaro, sin duda París sí, pero Villafranca de los Barros no.

V dijo...

Señor portavoz del gobierno era, ¿nop?, por tal entiendo que aquel que ostenta el cargo hace públicas las decisiones del gobierno al que representa, y poco o nada más. No sé por qué se le ha crucificado por activa y por pasiva, cuando su trabajo era hacer de megáfono de todo lo que lleva detrás. Ya lo dije alguna vez. Qué será a parte de, mejor o peor persona, ahí no entro porque no le conozco, pero vamos... que a mí esto de que se haya ido, no me dice nada. Adiós muy buenas es lo que le digo yo. Y a ver qué nos cae ahora.

Besicos.

Pepe dijo...

V, portavoz? Hablamos de Zapatero? Ha sido y es presidente del gobierno, no? El único cambio es que no se va a presentar a la reelección en 2012, pero eso es bastante.

V dijo...

A mí no me parece para tanto, la verdad ¿Se supone que con ello algo va a cambiar? porque si no, ¿a qué tanto ruido? psé... Por cambiar la fachada no va a cambiar el mobiliario de la casa, y si está lleno de carcoma, seguirá estándolo, con encale nuevo por fuera, o sin él. Es lo que yo pienso.

Lázaro dijo...

Pepe, jamás he pretendido rebajar a Villafranca comparándola con París. Dios me libre.

Vero, me temo que tengas razón y con ello, y sin quererlo, me estás aguando la alegría del fin de semana. Un beso y

buenas noches

María dijo...

No me gusta como lo ha hecho, pero no me parece para nada, tan demonio como algunos lo pintan... veremos si no se cumple aquello de...”otro vendrá que bueno me hará” :-)


Muchos besos y buen martes.

Pepe dijo...

Puede que el cambio sea solo de fachada, V, o puede que no. Eso depende de ellos.

Lázaro, no hay comparación posible. No hay más que ver el alcalde que tenemos.

María, agradezco mucho tu visita, tu comentario, tus besos, tus buenos deseos, y hasta el tema de Elton John; sin embargo, nunca le perdonaré que una canción que había dedicado a Marilyn -Candle in the wind-, que comenzaba diciendo "Goodbye Norma Jean", la adulterase para dedicarla luego a Lady Di en su funeral, cambiando la letra a "Good bye, England' rose"; fue un acto muy traidor.