Sin juramento me podriais creer que quisiera que este blog, como hijo del entendimiento, fuera el más hermoso, el más gallardo y más discreto que pudiera imaginarse. Pero no he podido yo contravenir al orden de naturaleza, que en ella cada cosa engendra su semejante. Y, así, ¿qué podía engendrar el estéril y mal cultivado ingenio mío, sino la historia de un hijo seco, avellanado, antojadizo y lleno de pensamientos varios y nunca imaginados de otro alguno?





jueves, 16 de junio de 2011

Donde andará Don Rouco?

No echáis de menos a este atrabiliario sujeto? Hasta hace poco le teníamos hasta en la sopa: misas concelebradas, visitas del Ratzinger, manifestaciones en Colón... Ahora está missing, no dice nada, no se oye su voz cavernosa, no aparece, no luce su siniestra figura, no sabemos nada de él. No debe ser enfermedad, pues la institución a la que pertenece sabe bien que a papa muerto, papa puesto. Sin duda no quiere asustar. Ya no hace falta. Espera que el triunfo de Rajoy devuelva a su secta el monopolio de ofrecer una vida tranquila y confortable a los homosexuales, del blanqueo para los pederastas, que devuelva a las mujeres sin medios que desean interrumpir un embarazo a manos de las aborteras asesinas de perejil y aguja de punto, que los divorciados vuelvan a su matrimonio previo... total como Álvarez Cascos se ha ido no importa ya declararle trígamo. No quiere asustar, espera como la araña en su tela, a que votemos sin miedo al PP; luego ya habrá tiempo de poner las cosas en su sitio, en su sitio natural, en donde dios manda.

19 comentarios:

Clidice dijo...

Tu lo has dicho: una araña, negra, gorda y peluda, como la que se queria comer al Hobbit pobrecito. Que ajkoooo que me he dao a mi mimma mimmamenteeeeeee! ecs!

Hitos dijo...

Me hiciste recordar lecturas de hace muuuuucho tiempo al hablar de arañas

Malo Malísimo dijo...

Código de derecho Canónico:
5 § 1. Las costumbres universales o particulares actualmente vigentes y contrarias a estos cánones, quedan totalmente suprimidas si se reprueban en los cánones de este Código, y no se ha de permitir que revivan en el futuro; las otras quedan también suprimidas, a no ser que en el Código se establezca expresamente otra cosa, o bien sean centenarias o inmemoriales, las cuales pueden tolerarse cuando, ponderadas las circunstancias de los lugares y de las personas, juzga el Ordinario que no es posible suprimirlas.

Malo Malísimo dijo...

Versión latina:
Can. 5 — § 1. Vigentes in praesens contra horum praescripta canonum consuetudines sive universales sive particulares, quae ipsis canonibus huius Codicis reprobantur, prorsus suppressae sunt, nec in posterum reviviscere sinantur; ceterae quoque suppressae habeantur, nisi expresse Codice aliud caveatur, aut centenariae sint vel immemorabiles, quae quidem, si de iudicio Ordinarii pro locorum ac personarum adiunctis submoveri nequeunt, tolerari possunt.

Pepe dijo...

Al Hobbit no se lo quería comer Daurón, el señor de Mordor, o me estoy liando?

Hitos, según tu propio enlace, el propio autor repudió esa obra. Es una pasada.

Malo, pos no sé si lo entiendo mejor en la versión latina o en la cristiana. Puedes explicotearlo?

Puigcarbó dijo...

que bonito lo de atrabiliario, suena a bilis atragantada. Igual el buen hombre está de retiro espiritual por ahí, a la espera que mande Don Mariano, para SOLTARNOS TODOS SUS DEMONIOS

Malo Malísimo dijo...

Fácil, cualquier costumbre anterior o posterior al Canon si va contra él, se prohibe.

Hitos dijo...

La araña negra es una novela de juventud de Vicente Blasco Ibáñez . La escribió en el año 1892, es decir, a los veinticinco años. Sin embargo en ella se puede vislumbrar al genial novelista que llegó a ser después. Pero pese a no ser, ni mucho menos, la mejor obra de este autor, sí es digna de ser leída, sobre todo porque sirve para identificar a su autor, para conocerle en profundidad, para apreciar y admirar en él al hombre de corazón apasionado y noble, de grandes filias y fobias. Porque así como supo amar con encendido entusiasmo al excelso poeta francés Víctor Hugo , del mismo modo, con similar intensidad, odió a la Compañía de Jesús . A todo lo que esta representaba para él: la hipocresía, la solapada intervención en el poder político, el maquiavelismo más ruín... Y expresión de este odio es la novela que estamos comentando. En la misma, con un estilo folletinesco, con gran abundancia de personajes y manteniendo siempre en suspenso la atención del lector, se describen pormenores de la orden religiosa que fundara San Ignacio de Loyola . Y siempre refiriéndose a su intervención en la Historia de España, a sus medios para influir en la sociedad de su época, a sus intrigas de todo tipo para alcanzar y mantener el poder político, el económico, el social... De manera que hace comprensible al lector medio la razón de la expulsión de los jesuitas de España y el odio que el pueblo llano les tenía. Aunque esta obra literariamente fuera repudiada después por el propio autor, que impidió que figurara en la edición de sus Obras Completas editadas en vida, no por eso carece de interés tanto por lo expuesto anteriormente como por su apasionante trama argumental. De manera extensa y con la capacidad descriptiva que caracteriza al autor, se cuenta la historia de la familia Baselga durante el siglo XIX y la pavorosa e infame maquinación jesuítica que les sume en la mayor de las desgracias. Y la verdad es que se podrá o no creer al autor cuando pinta a estos religiosos como monstruos de maldad, pero lo que sí es innegable es el poder de convicción del novelista y la verosimilitud de su relato, pues de lo contrario no se comprenderían los esfuerzos de los jesuitas para que esta obra no se propagase, hasta el extremo que llegaron a comprar ediciones enteras para destruirlas. Asimismo, en España, durante el regimen franquista, estuvo severamente prohibida. En la actualidad, por fortuna, es fácil obtenerla. Y eso garantiza, puedo asegurarles, muchas horas de apasionante e instructiva lectura.

Fuente: http://es.shvoong.com/books/novel-novella/118135-la-ara%C3%B1a-negra/#ixzz1PSjzCcbv

Pepe dijo...

Puigcarbó, pues resulta que "atrabiliario" viene de "atrabilis"
(Del latín, atra, negro y bilis, bilis: Líquido negruzco procedente de la putrefacción postmortem de la sustancia medular suprarrenal. Los antiguos la consideraban como un humor secretado por las cápsulas suprarrenales y le atribuían los accesos de hipocondria.") Quién lo hubiera dicho. A Don Rouco le va muy bien.

Malo, pero "pueden tolerarse cuando, ponderadas las circunstancias de los lugares y de las personas, juzga el Ordinario que no es posible suprimirlas.". Ese debe ser el caso de la pederastia, que "submoveri nequeunt", y por tanto "tolerari possunt". Ahora lo entiendo.

Hitos, te veo próxima a transcribirnos los dos tomos íntegros de "La araña negra". Claro, como ya no tienes blog... Te aseguro que yo disfruté mucho en su día con las andanzas de la familia Baselga, y las arañas negras a su alrededor, en una de las primeras ediciones que se hicieron tras el franquismo y el "índice de libros prohibidos". Tenía morbo. Hoy sabemos que la realidad probablemente supera a la ficción.

Lázaro dijo...

Pepe, no te digo nada, porque luego me acusas de leerte tendenciosamente.

Como dice tu amigo Fede, a lo mejor está con Rajoy echando un tute, mientras esperan la llegada de su turno. Por eso no se les oye a ninguno de los dos.

Pero lo dicho, no te digo más, que no quiero marcar tendencias; además doy por sentado que bien conoces mi opinión.

Saludos.

Gemma dijo...

Pues yo no leí la "La araña negra".Parece interesante lo que nos dejas Hitos, desde luego más que Rouco.

Perejil, para qué? :S

Besos y gracias por la canción y a María también por sus tranquilizantes palabras después del eclipse ;D

Gemma dijo...

Ya busqué lo del perejil, no tenía ni idea de que sus semillas tienen propiedades abortivas, lo había escuchado de otras plantas pero del perejil, no.

Antonio dijo...

Algo que se echa de menos en la curia de hogaño es el tema de los hijos naturales. ¿No tendrá Rouco algún bastardo como parece sí los tuvo su colega Mendoza, q.e.p.d.?

Por otra parte y en cuanto a tu tema, me da a mí que espera entre barricas, como los buenos brandies.

Aprovecho tu tribuna para predecir que como gane el PP, cosa hecha ya según parece, el 15-M va a parecer cosa de risa. Yo me alegraré.

Un abrazo en cristo.

Malo Malísimo dijo...

Gemma el perejil es hasta tóxico si abusas, al igual que el laurel es alucinogeno..., según la dósis y cómo.
Antoine un orgasmo verte por estos lares. ¿Tas tu güeno?
Ya protestará don Rouco cuando Rajoy no toque la ley del aborto.

Gemma dijo...

Malo, lo del perejil me llamó la atención porque al estar junto a la asesina aguja de punto pensé que el perejil tendría que tener propiedades sedantes o algo así. El laurel alucinógeno será más empleado pues por los chámanes que por los curanderos :D

Te gusta el tema Malo de los herbarios, abajo te dije lo del ojo de tigre porque hace poco un compañero me dejó probar para la migraña ese remedio, y el ungüento en cuestión hay que aplicarlo en las sienes concretamente y esperar a que surta efecto, pues yo me lo apliqué y me acosté, y durante el sueño profundo de la sien fue al ojo no me preguntes cómo, el caso es que me levanté con el ojo como un ciruelo jajaja y automáticamente comprendí porque le llaman ojo de tigre, y es porque te deja el ojo como si hubiese pasado una garra jajaj

Anda que no.

No me gusta mucho el perejil y el laurel solo para los escabeches, así que tarde me pilla un empacho de esos.

Besos, Malo. Buenas noches.

Pepe dijo...

Pues sí, Lázaro, posiblemente ande con Rajoy; se ve que comparten estrategias; a los dos les han dicho sus asesores que cuanto menos hablen, cuanto menos se manifiesten, mejor. Tú crees, Lázaro, que Rajoy nos retrotraerá a los tiempos oscuro? Por él mismo quizás no, pues no parece un hombre muy ideologizado, pero no olvidemos que tendrá que soportar la enorme presión de todo el Fedeguico Party.

Pepe dijo...

Gemma, a lo del peregil ya te has respondido; es planta con fama de tener propoiedades abortiva, sea tomado en infusión, en extracto aceitoso o insertado en la vagina, no sé con qué rigor científico. Acabao de leer una respuesta en un foro: "Cómo se puede provocar un aborto con peregil?" "Con un milagro", es la respuesta.

Con respecto a La araña negra, que Hitos nos recomienda tan encarecidamente, es una buena lectura para el verano, si te gustan los novelones cuasi decimonónicos, con mucho enredo, o al menos así la recuerdo yo. Había inresantes viajes a los sótanos del Gesù, casa matriz de los jesuítas en Roma, donde guardaban sus secretos y donde tenían lugar sus reuniones conspirativas.

Pepe dijo...

Antonio, de Don Rouco sabíamos que tiene una sobrina, que salió en tetas en Interviú. Hablé de ellos en mi anterior vida, y una mosca que entonces revoloteaba por aquí le hizo muchos elogios -mollar, la llamó-. Nunca he llegado a saber si es sobrina, sobrina, o barragana, como era en verdad las sobrinas de los curas del clero regular. Don Rouco es muy reservado para esas cosas. En el otro orden de cosas, si gana el PP vamos a asistir a interesantes debates entre los indignaos del 15-M y los miembros del Fedeguico Party, esto es, entre perroflautas y gatoflautas. Abracémonos en el señor.

Pepe dijo...

Malo, te saludo y me remito a lo que ya he dicho más arriba, por no repetirme como el ajo.