Sin juramento me podriais creer que quisiera que este blog, como hijo del entendimiento, fuera el más hermoso, el más gallardo y más discreto que pudiera imaginarse. Pero no he podido yo contravenir al orden de naturaleza, que en ella cada cosa engendra su semejante. Y, así, ¿qué podía engendrar el estéril y mal cultivado ingenio mío, sino la historia de un hijo seco, avellanado, antojadizo y lleno de pensamientos varios y nunca imaginados de otro alguno?





jueves, 23 de junio de 2011

Tortura y risotadas

video

El diestro despacha el trámite con limpieza; el animal, malherido, con el hierro en sus entrañas, desgarrándole corazón y pulmones a cada conato de embestida, se desploma. El puntillero falla el primer intento; en el segundo le secciona parcialmente la médula, el animal pierde las manos, pero aún trastabillean sus cuartos traseros, y el rabo espanta moscas imaginarias de manera refleja; el tercer intento ya deja al bicho tetrapléjico, pero aun advertimos en él un perplejo parpadeo; después del cuarto tajo profesional -no es ensañamiento- todavía le quedan seguramente unos segundos de consciencia. Cuando el alguacil corta para el diestro las merecidas orejas, quizás el bruto aun se apercibe. Un pueblo capaz de contemplar todo esto entre risotadas, está preparado para todo.

Y hablando de muertes dignas, por si fuera poco, vuelve Don Rouco. Como para irse de vacaciones.

22 comentarios:

Ricardo dijo...

El relato que haces de la muerte del toro es, para mí, casi mas cruel que verla en directo en la corrida. No soy aficionado pero, quizás, como hemos nacido con la fiesta a cuestas, es verdad que la salvajada no está dentro de mis prioridades de rechazo. Puedo entender mas a los detractores que a los seguidores y no creo que este hecho prepare al pueblo para todo.
Considero mas peligroso lo de Rouco y sus muchachos.

Malo Malísimo dijo...

Pepe ¿Qué tienen que ver los Toros y don Rouco? Que se sepa la Iglesia aún no ha condenado los toros incluso los bendicen. Y en cuanto a la noticia, ¿Qué quieres que te cuente?
Veamos: No se casan, pero nos dicen como vivir nuestros matrimonios. No tienen hijos, pero nos dicen como educar a los nuestros. No tienen mi misma creencia pero me obligan a creer en la suya.
Esta Iglesia y su perdón. Roban pero con la absolución lo arreglan. Violan, pero con la absolución lo arreglan... ¿Qué coño le importará a estos “endeviduos” que yo me quiera despenar?

Pepe dijo...

Ricardo, me limito a describir lo que se ve en poco más de dos minutos; las risotadas se oyen. Si el pueblo que soporta eso -soportamos-, apenas sin pestañear, no está preparado para todo, si que lo está para muchas cosas; esa insensibilidad significa algo, en mi opinión. Fíjate que aquí la defensa de la fiesta taurina suele ir asociada al fundamentalismo religioso católico.

Malo, lee más arriba lo que le digo a Ricardo. Creo recordar, además, que el papa católico prohibió bajo excomunión, allá por el renacimiento, la lidia de toros en los dominios papales; la iglesia española se desmarcó de esa prohibición, y toros y catolicismo han ido de la mano. Aquí la muerte si entraña sufrimiento, mejor, mejor se gana el cielo, "más sufrió cristo en la cruz", dicen ellos, hasta más que un toro en su calvario. Cuidado, que aliviar sufrimientos puede rozar la eutanasia, por sedación excesiva, o por abstención de tratamientos! Cuidado, que uno no puede ser autónomo para decidir sobre su propia muerte, que la vida es de dios! "Que no me entere yo", dice Don Rouco, con la aquiescencia de los liberales del Fedeguico Party.

Desde luego que la denuncia del concordato sería una excelente herencia que aun podría dejar Zapatero.

Puigcarbó dijo...

ay Pepe, que a mi me gustan los toros, però no Rouco Varela que este si que da cornadas. P'Andorra me exilio.

María dijo...

¡¡Hola PEPE!! ¡¡vaya descanso más cortito!! jajaja ¡¡el deber te llama!! ¿he?;) mejor.

Verás, yo nunca fui mucho de toros, pero siempre me encantó el rejoneo... desde que estoy en los blogs, me habéis curado...visto así, es cierto que es terrible, terrible y...sí ¡¡hasta hace daño ver como disfruta la gente!! dice mucho de como somos, es cierto...

Lo de Rouco&company contra el proyecto de ley... en su papel ¿qué vas a pedirles? igual que están con los provida, contra el aborto... lo que nunca he entendido es cómo no se colocan al lado de los antiblicistas o manifestándose en contra de la pena de muerte, con la misma contundencia...

He visto por encima EL PROYECTO...se parece mucho a la ley que tenéis vosotros en Andalucía, además de un nombre larguísimo y de lo más eufemístico...para mi, se queda muy cortita, pero al menos regula el tema, os protege a vosotros y obliga a ser escuchado y respetados los deseos del paciente... te la resumo profe;) me vale de repaso a mi y a lo mejor a alguien, también le vale...

Recoge para los enfermos terminales sedación paliativa que, aunque les acorte la vida, les permita morir sin dolor, sin sufrimiento innecesario y sin ensañamiento terapéutico, incluso en su domicilio.

Se respetará la voluntad del paciente que se recoger en lo que se llama “testamento vital”que podrá estar unido a su historia clínica, donde podrá renunciar a tratamientos que les alarguen artificialmente la vida y tendrán derecho a recibir apoyo emocional de sicólogos, apoyo espiritual según sus creencias religiosas y a estar acompañado en el momento final por sus familiares que...¡¡vaya, xD!!¡¡sólo faltaría!! ...

Yo, fíjate, sería más arriesgada, regularía directamente el auxilio para terminar con el sufrimiento de los enfermos terminales si ellos lo desean, sé que es muy complicado por mil motivos, pero que sucedan historias como la de Ramón San Pedro, es sangrante... yo no creo que nadie se dedique a matar ancianitos por deporte... y si quiere hacerlo, además, con esta ley y sin ella, puede.

Será porque no le tengo ningún miedo a la muerte, pero muchísimo al dolor propio o de los que quiero...no soporto ver sufrir a nadie.


Siento el rollo, pero este tema me gusta, gracias.



Un beso grande, feliz día...y felicidades a los JUANES;))



PD
Me voy corriendo ... a hacer la eutanasia a un par de elementos, a ver si se dejan;))

Clidice dijo...

ya? esto se llama descanso precoz no? hijo, que poco que has durao! y encima con to eso que da tanta grima, toros, iglesia, caspa, y el personal sin zincpiritione, y los toros penando, y los obispos bailando, y las gentes malmuriendo, y las niñas malabortando y ... Parecemos dormíos, o atontolinaos, o algo, que vaya ganas que tenemos tos de meternos en la vida de los otros pa decirles como se tienen que atar los zapatos. Na, que hoy es fiesta, como es preceptivo por Sant Joan. Felicidades a los Juanes y las Juanas.

Lázaro dijo...

Una carnicería que me repugna; en cuanto al público, apostaría que no se están enterando de nada. Cuando yo comento este tipo de corridas entre los chavales que van a verlas, la mayoría me dicen que de los toros ni se enteran: beben, se ríen, cantan, beben, comen, se empujan, bebe... hasta que se aquello se acaba y a otra cosa. Pero lo mismo podríamos decir del público de "sálvame", del fútbol, etc. y de todo aquél que se "realiza" con aquello de "pan y circo". La sensibilidad es un problema educativo y en este país hay mucha carencia. Precisamente por ello, creo que padecemos unos pésimos políticos, responsables de una profunda corrupción que ha acabado llevándonos a la ruina.

Mientras todo eso no se corrija no gozaremos de una ley que impida el maltrato animal, en el que, quizás puedan quedar contempladas y regularizadas, incluso suprimidas, las corridas de toros.

Aunque ya sabes que soy de los que piensan que la tauromaquia puede ser un arte, que hay quien la contempla con profundo respeto y que si desapareciera como consecuencia de una prohibición asistiríamos a una perdida de patrimonio cultural y artístico de valor incalculable.

Pero tranquilo, que no me pondré pesado con el asunto.

Lo de Rouco ni lo miro, total, pa´qué?

Pepe dijo...

Puigcarbó, en Andorra aun hay toros? Y vais allá los catalanes a verlos, como ibais antes a ver pelis porno?

Ya digo, María, es que con estas cosas no se puede ni descansar. El proyecto, igual que le ley andaluza, es una ley de mínimos, pues con Rouco ahí les da miedo a los legisladores a entrar en otros temas más escabrosos, como la verdadera eutanasia, o el suicidio asistido. Es solo hablar de paliativos y Don Rouco ya se pone de los nervios... Que cruz tenemos con esta gente! Igual que de toda la derecha europea aquí nos ha tocado la peor, el Fedeguico Party, de toda la iglesia europea aquí nos tocó la más reaccionaria y recalcitrante; cuando franceses, alemanes u holandeses ya les hacen pedorretas, a nosotros nos han tomado por rehenes a los que no piensan soltar. Tú crees de verdad, María, que no se les puede pedir otra cosa? Siempre contra la especie humana y sus intereses, por mor de una divinidad en la que no creen ni ellos.

Clidice, feliz fiesta. Ya ves, como le decía a María ahí arriba, ni descansar me dejan.

Lázaro, en la plaza de toros de mi ciudad el público es relativamente respetuoso con los que se mueven abajo. De hecho, hay institucionalizado un "descanso" entre tercer y cuarto toro, durante el cual el público asistente saca sus fiambreras, sus neveritas, y merendilla. A los palcos llevan catering. Luego la cosa sigue, así que no es como los sanfermines, en los que nadie hace puto caso a lo que pasa en el ruedo, ya ande alguno con las tripas fuera. Yo no le voy a negar cierto arte a la tauromaquia, como seguramente tendrían arte los combates a muerte de los gladiadores, o las corridas de leones y cristianos. Tan es así que al igual que cada mañana escucho a Fedeguico para reafirmarme en mis principios, tan opuestos a los suyos, cada varios años voy a una corrida para reafirmar mi antitaurinismo. Esta vez he tenido suerte, pues he presenciado una corrida con buenos toros y toreros trunfantes en la que ocurrieron cosas como esa que filmé y he expuesto. Con eso tengo ya bastante para otra temporada larga. Estoy seguro de que el reglamento taurino admite cambios en los que se salve algo de ese arte que tú dices, aliviado de toda crueldad. Igual que creo que hay maneras de abordar y legislar el tránsito final desde dentro de una ética humana, fuera de las garras de Don Rouco y sus siniestros secuaces.

Malo Malísimo dijo...

De bichos con cuernos, sabes que me gusta el toreo de capote, con el bicho entero.
De otros animales con cornamenta, los caracoles con tomate y con ajos porros.
Y para remate de faena, lo que tendría que hacer ZP es denunciar el Concordato con lo que con el susto Don Rouco no atendería a lo nacional por atender sus intereses y de paso sacar una buena ley de eutanasia y ayuda al suicidio. Eso sí sería una buena despedida.
Por cierto, atenta la compañía, la digitálica y el stramonium son plantas que crecen por nuestros campos y que con un extracto en condiciones te vas pal otro barrio sin problemas.

Pepe dijo...

Sería una forma: respetar el toreo de capote, eliminar picadores, banderillas con velcro... acercamiento al modelo portugués? Es la mar de curiosa la historia de la relación entre la iglesia católica romana y el asunto taurino. Es lo que decía antes, aquí siempre lo peor.

María dijo...

Con el fanatismo, egoísmo y la incongruencia, no se puede razonar Pepe, esas son las premisas en las que se mueve la jerarquía eclesiástica hoy por hoy, por eso ya no espero nada, de ellos.

No creo en absoluto que cuando se posicionan en contra del aborto, uso del preservativos, cualquier tipo de muerte asistida y no digamos ya disculpando la pederastia o al lado de los fastos papales, estén pensando en dar gusto a ninguna divinidad. Su mundo es endogámico, se miran el ombligo, por encima del hombro al resto, pulverizándolo todo de santa hipocresía para tras mirarse al espejo, no morirse de asco. Hablo de la jerarquía y los radicales católicos.

Yo creo que hay un ser superior al hombre, por pura necesidad además -sé que eso no cabe en tu mente, lo sé- pero no creo de manera alguna que por creer en ello, dejo de ser libre para pensar y hacer lo que crea está mejor o necesite, me equivoque o no. Prefiero ser fiel a mi misma, que a ningún credo. Para mi, cualquier tipo de sufrimiento es malo y cualquier cosa que lo evite bueno, piense lo que piense la iglesia. Hace tiempo que sé que soy una creyente... ácrata total ;))

Y tampoco creo que nos haya tocado la jerarquía más reaccionaria, es que somos el país donde hay más reaccionarios y cabezas cuadradas religiosas y políticas por km2 ... como de entre ellos salen los jefes, tenemos lo que tenemos. Conste que creo que hay reaccionarios mentales tanto en la izquierda, como en la derecha... distintos envoltorios, pero el mismo funcionamiento.

Un beso Pepe, es que de Bono, no sé nada... salvo el “egque”:))... bueno, lo leo a ver...


Buen día.

Temujin dijo...

Pues a mi los toros me encantan. Me parece un espectáculo hermoso, ahora empiezan las corridas de toros en Burgos y por primera vez en 23 años no voy a ir, no puedo pagármelo, tengo otras prioridades. Pero como veo que no comprendes bien lo que has descrito, la gente no se ríe del mal descabello. A nadie que le gusten los toros de verdad, le gusta ver que descabellan mal un toro, a nadie. Nos gusta ver torear a pies juntos, con chulería, con arte, mover la capa y engañar al animal y darle una muerte rápida es lo que se premia, no darle tres descabellos.
Hay que ser valiente para plantarte delante de un animal como este con una capa.
De Rouco no digo nada, pues no sigo las declaraciones de este señor, me da igual lo que diga o deje de decir....

Pepe dijo...

Pues ya veo, María que de Bono no se te ocurrió nada. En lo otro puede que tengas razón, que la iglesia católica romano-española tiene la jerarquía más reaccionaria pues procede de un país con la derecha -y la izquierda?_ más reaccionarias, aunque yo creo que para esto la izquierda pinta aun menos que para otras cosas. Besos.

Pepe dijo...

Temu, me gustaría que precisaras mejor qué es lo que -según tú- no entiendo. En primer lugar, en las imágenes colgadas no hay descabello alguno; la precisa estocada al volapié -bien ejecutada- es efectiva y el toro dobla enseguida. Lo que viene después es la puntilla; el puntillero repite la operación 4 veces con desigual fortuna. Pero es cierto que tanto la puntilla con el toro doblado, como el descabello, ejecutado por el propio diestro con el verduguillo, y ante un toro aun en pié que se resiste a doblar, basan su tecnología en un cuchillo que secciona la médula espinal del toro, justo por debajo del hueso occipital -la nuca-; seccionando la médula a ese nivel el cuerpo del animal queda completamente paralizado, al tiempo que se produce una reacción espasmódica -"estira la pata"-; por supuesto que también quedan paralizados los músculos respiratorios, pero su cerebro sigue intacto los pocos segundos en los que todavía le queda oxígeno, segundos en los que a este toro de El Juli se le ve aun parpadear. Nadie quisiera para sí una muerte como esta, y yo no digo que la gente se ría de la prolongada agonía del toro, yo estaba allí y sé que la gente se ríe indiferente a ella. Todo ese arte, toda la presunta belleza de este espectáculo, no justifica -en mi opinión- ni una sola muerte como esa. Esto pasa cada día en nuestras plazas de toros, y aun peor en las de menor categoría, de pueblos, poblachos y aldeas, en cuyas ferias nunca falta la plaza portátil dispuesta para la tortura y las risotadas. Qué es lo que no he entendido? A ver si el que no entiendes eres tú... Sin acritud, por supuesto, pero ahora que eres político, deberías cuidar más tus aficiones, pues tienes la responsabilidad de un líder.

Temujin dijo...

Pepe, para horrorizarte la muerte del toro, disfrutas con la metodología. No comprendo como puedes ir a una corrida de toros, puedo deducir que o has ido a muchas o que te ha fascinado la literatura del toreo. Pues tu lenguaje lo demuestra.No lo entiendo, yo no veo eso, aunque sepa que existe, desde luego no tan científicamente como tu.
¿Cuando comes un filete piensas en el hacinamiento del animal en la cuadra, con sus excrementos?
El cordero que antes del destete total es arrebatado de su familia, les llaman Lechazos pues no han probado pasto, les arrebatamos su existencia en la infancia, ¿ también piensas en ello?.
Cuando comes pan piensas en los campos de cultivo de trigo y en los herbicidas, auténticos asesinos de la vida silvestre; han matado más animales los herbicidas y pesticidas en cincuenta años que todo los toreros de la Historia. Y vaya muerte, envenenados; no conozco los síntomas, me imagino que en muchos casos es insuficiencia respiratoria, arcadas, etc, etc, etc....
No entiendo, yo si viese eso no comería cordero, no comería pan y no iría a los toros apoyando con mi presencia y con mi dinero la fiesta.
Pero es solo una opinión...
Yo siempre he defendido la fiesta taurina entre otras cosas, sin complejos, concejal de pueblo o no.
¿Por cierto mientras estabas allí ibas comentando esto o estabas callado y disfrutando?.

Pepe dijo...

Querido Temu, no he ido ni a muchas ni a pocas corridas, solo a las justas; en mi infancia, mi tío Mateo -gran aficionado- me llevaba a los toros de vez en cuando, a Mérida o a Almendralejo; toda una fiesta en una época en la que solo viajábamos para ir al médico; tenía una gran colección de revistas taurinas, que yo ojeaba con curiosidad. Luego uno piensa sobre lo que ve, y ahora, como ya he dicho, igual que escucho a Fedeguico cada mañana, voy a una corrida cada dos o tres años, como confirmación de mi antitaurinismo; se perfectamente lo que rechazo y de lo que abomino, su grandeza y su miseria.

Cuando veo un filete, o unas chuletas de lechal, veo lo que veo. Cuando veo a un toro morir así, veo morir, entre torturas, a un mamífero superior con un sistema nervioso muy semejante al nuestro. Confío en que los animales que mueren para carne son tratados de la forma menos dolorosa para ellos, en su crianza, en su transporte, en su muerte, y hay leyes que mejoran progresivamente su situación. Supongo que muchos insectos mueren por los plaguicidas, pero no me siento empático con los insectos. En todo caso, ni esos animales de carne ni esos insectos mueren para nuestra diversión; el toro de lidia, sin leyes que protejan su bienestar y su dignidad, sí.

Así que ya ves, como carne, no mucho, y además voy a los toros y reafirmo mi antitaurinismo cada vez que voy.

A tú última pregunta, tan personal: mientras estaba allí comentaba con mi chica todo lo que se me iba ocurriendo; no sé qué quieres decir con "disfrutar".

Temujin dijo...

Disfrutar con la faena, con el arte... joder, no con la tortura.
Con la tortura no disfruta nadie.
Cuando uno habla de los pases como tu, es que alguna vez ha disfrutado del noble arte de la tauromaquia. A mi me me gusta ir a tres o cuatro corridas al año y no se ni la mitad que tu...
Por cierto una vez vi una corrida en una plaza de toros portátil en un pueblo, conté 14 descabellos y la verdad es que me pareció una carnicería a nadie nos gusta eso. Nunca he vuelto a ir a una plaza de toros de esas...

Pepe dijo...

Temujin, pues si crees que sé de lo que hablo, escucha lo que digo. La tortura se impone y prevalece sobre todo lo demás que pueda existir ahí, a la menor sensibilidad que se tenga.

Temujin dijo...

El animal vive cuatro años o cuatro años y medio razonablemente bien y muere en un cuarto de hora. La muerte no es pasatiempo, pero diferenciar las muertes de los toros de lidia a las de los terneros de cebo o a las de pollos no es justo. La diferencia es que se paga por ver matar un animal de diferente forma, con un torero a pie en un caso y en el otro caso, en el de los huevos o los terneros, por ejemplo, miramos para otro lado. Pues si todos los terneros se criasen como los toros de lidia la carne seria carisima y eso no interesa. Personalmente si fuese un animal y me dejasen elegir, prefiero la vida y la muerte del toro de lidia; que la de cualquier animal en una fabrica de alimentos baratos que son las granjas y los mataderos.
No olvides que los toros muertos en las plazas se utilizan como alimento.

Pepe dijo...

Temu, no es la alimentación el principal destino del toro de lidia.

"No soy un de pueblo de bueyes,
que soy de un pueblo que embargan
yacimientos de leones,
desfiladeros de águilas
y cordilleras de toros
con el orgullo en el asta.
Nunca medraron los bueyes
en los páramos de España."

[...]

"Los bueyes mueren vestidos
de humildad y olor de cuadra;
las águilas, los leones
y los toros de arrogancia,
y detrás de ellos, el cielo
ni se enturbia ni se acaba.
La agonía de los bueyes
tiene pequeña la cara,
la del animal varón
toda la creación agranda."

Este tipo de paridas de poetas es lo que llena de fantasías la cabeza de este pueblo.

Temujin dijo...

No es su fin la alimentacion, pero se comen...

Asturianos de braveza,
vascos de piedra blindada,
valencianos de alegría
y castellanos de alma,
labrados como la tierra
y airosos como las alas;
andaluces de relámpagos,
nacidos entre guitarras
y forjados en los yunques
torrenciales de las lágrimas;
extremeños de centeno,
gallegos de lluvia y calma,
catalanes de firmeza,
aragoneses de casta,
murcianos de dinamita
frutalmente propagada,
leoneses, navarros, dueños
del hambre, el sudor y el hacha,
reyes de la minería,
señores de la labranza,
hombres que entre las raíces,
como raíces gallardas,
vais de la vida a la muerte,
vais de la nada a la nada:
yugos os quieren poner
gentes de la hierba mala,
yugos que habéis de dejar
rotos sobre sus espaldas.
Crepúsculo de los bueyes
está despuntando el alba.

Hay gente que los yugos los llevamos mal.
Gracias a que mucha gente logro quitarse el yugo, los obreros consiguieron derechos, las mujeres tienen igualdad y la Sanidad es pública.
Por eso me gustan más los toros que los bueyes...
¿desde cuando la fantasía es mala compañera?
Creo que estamos "cambiando de tercio"...

Pepe dijo...

Temu, con toda mi admiración por Miguel Hernández, la poesía militante -como toda la poesía- se dirige a lo irracional. Veterano, el toro.